jueves, 27 de noviembre de 2008

Premio para Generación Y


La popular bloguera cubana Yoani Sánchez arrasó hoy en los premios The Bobs 2008, que otorga la televisión alemana Deutsche Welle, al llevarse el galardón al mejor Weblog internacional y también el de Reporteros Sin Fronteras, que se decide por votación online, informó la agencia Efe.
Generación Y, el blog de Sánchez que ha recibido ya varias distinciones internacionales, fue el máximo ganador de la presente edición, cuya ceremonia se celebró en el Museo de la Comunicación de Berlín.
Yoani Sánchez no pudo asistir a la ceremonia berlinesa por no tener autorización a salir del país, pero expresó su satisfacción por el galardón en declaraciones a la página web en español de la Deutsche Welle.
La bloguera cubana considera el premio un impulso a los cubanos para utilizar ese medio de comunicación y calificó Generación Y como una especie de "exorcismo personal para sacar fuera algunos demonios''.
''Decidí abrir una bitácora para contar todo eso que nos pasa a los cubanos y que no aparece mencionado en los medios oficiales'', explicó Sánchez, quien considera que gracias a esos medios se ha "abierto una ventana para que a través de ella podamos salir al mundo''.
Sánchez defendió la blogosfera cubana como un instrumento que está jugando ''un papel muy importante en la democratización del país'' y admitió que alguna vez estuvo tentada a cerrar la bitácora, dado ''el coste personal'' que le supone, pero que no lo hizo por el ''aliento'' que recibe de las miles de personas que la leen.
Generación Y ha recibido ya varios premios internacionales, entre ellos el Ortega y Gasset de Periodismo, en España.
Fotografía: Yoani Sánchez, autora del blog Generación Y, en estea foto del 4 de abril de 2008, en su casa en La Habana, luego de conocer que fue galardonada con el Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2008, en la categoría de Periodismo Digital (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...