jueves, 6 de noviembre de 2008

Tormenta avanza hacia Cuba


La tormenta tropical Paloma, que se formó esta madrugada en el Caribe, se fortaleció hoy de nuevo al aumentar sus vientos máximos sostenidos a 100 kilómetros por hora y mantiene su trayectoria en dirección hacia el centro y oriente de Cuba, informó la agencia Efe.
Paloma, la decimosexta tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico, ''podría convertirse en ciclón esta noche o mañana, viernes'', informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU. en su boletín de las 21.00 GMT de hoy.
Una tormenta tropical se transforma en ciclón cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetros por hora en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.
El fenómeno meteorológico se formó esta madrugada cerca de la frontera entre Nicaragua y Honduras y amenaza con golpear a Cuba, según un probable patrón de trayectoria del CNH, con sede en Miami.
El Gobierno de las islas Caimán ha emitido un aviso de huracán.
El sistema se desplaza hacia el norte a 13 kilómetros por hora y se espera mantenga esta trayectoria esta noche con un giro progresivo hacia el nordeste el viernes, indicaron los expertos.
En la actual temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, se han formado 16 tormentas tropicales y siete huracanes.
Los meteorólogos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos vaticinaron que esta temporada sería muy activa, con la posible formación de 14 a 18 tormentas tropicales, de las que entre siete y diez podrían llegar a convertirse en huracanes.
Fotografía: infografía facilitada hoy, 6 de noviembre de 2008, por el Centro Nacional de Huracanes de EEUU (CNH), con sede en Miami, Estados Unidos, de la posible trayectoria a seguir por la tormenta tropical Paloma que podría adquirir fuerza de huracán el viernes (EFE/NOAA).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...