jueves, 18 de diciembre de 2008

Un paso más allá


Un artículo de Philip Peters resume los cambios, y el debate que llevó a especulaciones de cambios más profundos, ocurridos entre julio de 2007 y la primavera de 2008, y como este proceso se ha interrumpido, lo que ha desatado comentarios de que Fidel Castro está participando más activamente en todas las decisiones del gobierno.
Peters plantea que si el nuevo gobierno de Barack Obama se limita al levantamiento de las restricciones a las remesas y viajes de cubanoamericanos impuestas por el gobierno de George W. Bush, lo único que habrá hecho es modificar la política del presidente saliente. En este sentido, se mantendría fiel a la falacia de que Estados Unidos podría tener alguna influencia en Cuba al mismo tiempo que bloquea los contactos entre las dos sociedades. Para cambiar esta política que ha resultado un fracaso total, Obama debe comenzar por permitir a todos los norteamericanos que viajen libremente a Cuba. Sólo queda esperar que en Washington escuchen este consejo.
Para leer el artículo completo de Philip Peters, pinche aquí.
Fotografía: niños cubanos participan en una clase de karate en La Habana, el 15 de diciembre de 2008 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...