jueves, 1 de enero de 2009

104 periodistas muertos


Un total de 104 periodistas fueron asesinados o murieron en accidente en el ejercicio de su trabajo durante 2008, lo que supone un acusado descenso respecto a los 179 del año anterior, anunció ayer la Federación Internacional de Periodistas (FIP).
La reducción tiene lugar después de tres años consecutivos de aumento en la cifra de informadores muertos, señaló la organización en su informe anual, de acuerdo a un cable de la agencia Efe.
El presidente de la FIP, Jim Boumelha, acogió como "una buena noticia'' el descenso del número de periodistas muertos, pero recordó que no alivia a los colegas que afrontan ''el riesgo de perder la vida por hacer su trabajo''.
Además, Boumelha recalcó que las cifras de este informe ''no hacen otra cosa que retrotraernos a los niveles del principio de la guerra de Irak'' de 2003.
Según las cifras de la FIP, 2008 se cierra con 104 periodistas o personal de los medios de comunicación muertos, de los que 84 fueron asesinados y 20 fallecieron en el curso de accidentes mientras realizaban su trabajo.
Irak, con 16 periodistas muertos -todos ellos iraquíes-, siguió siendo el país más peligroso para el ejercicio de esta profesión, seguido de México y la India, ambos con 10 informadores fallecidos.
Las cifras de Irak muestran un fuerte descenso respecto a los 65 periodistas muertos en 2007 en ese país.
Un total de 284 periodistas han perdido la vida en Irak durante el ejercicio de su trabajo desde abril de 2003, según los datos de la FIP.
México figura por segundo año consecutivo entre los países más peligrosos para los profesionales de la información.
La FIP apoya la actual campaña contra la impunidad en América Latina, cuyo lanzamiento tuvo lugar precisamente en México, recalcó el informe.
Según sus conclusiones, los periodistas que hacen reportajes en sus propios países son los que más se exponen a convertirse en objetivo de quienes buscan intimidarlos o reducirlos al silencio.
El informe ''prueba una vez más que los periodistas siguen siendo víctimas de la intolerancia, así como de la indiferencia de las autoridades, cuando ejercen un periodismo independiente que irrita a los depredadores de los medios'', añadió Boumelha.
Por ello, la FIP apeló a los gobiernos de los países más afectados a que demuestren ''su voluntad real'' para lograr que el número de asesinatos de periodistas sea más reducido cada año.
La región de Asia-Pacífico fue la más mortífera con 33 periodistas y otros empleados de los medios de comunicación muertos.
Después de los tres países ya citados, los más peligrosos fueron Filipinas (8 muertes), Pakistán (7) y Georgia (4).
El informe completo de la FIP será publicado durante la tercera semana de enero de 2009.
La FIP representa a unos 600,000 periodistas de 123 países de todo el mundo.
Para entrar al sitio de la FIP, en español, pinche aquí.
Fotografía: jóvenes bailarines actúan hoy, 1 de enero de 2009, durante el acto por el 50 aniversario del triunfo de la revolución cubana, efectuado en la ciudad de Santiago de Cuba (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...