martes, 20 de enero de 2009

Chocolates Godiva para Cuba


Varios grupos de exiliados pidieron al presidente Barack Obama que de inmediato envíe un buque cargado de chocolates Godiva a Cuba.
Bueno, en realidad esa no es la noticia. Pero hubiera sido mucho mejor. Estoy en favor del envío de estos chocolates a isla. Para los disidentes y sus hijos, y también para los miembros del Partido Comunista y sus hijos. Para todos los cubanos. Ningún niño, ni ningún anciano, se debe quedar sin su caja de chocolates.
Sólo que eso no fue lo que cinco organizaciones del exilio de Miami le pidieron al recién investido presidente, de acuerdo a un cable de la AFP.
Ellos quieren que Obama confirme su respaldo a la oposición en La Habana, que consideraron ''tan vital'' como el apoyo a Israel, según un comunicado recibido el martes por la AFP.
''Su apoyo para este movimiento en Cuba es tan vital para extender la democracia, como el apoyo para la nación de Israel es vital para alcanzar la paz y la seguridad en Oriente Medio'', advirtieron.
Vuelve esa maldita manía del exilio de compararse con el pueblo de Israel.
Aunque esto es secundario, cuando uno se entera de quienes firman la petición.
''El mensaje de cambio, que le propulsó a usted a la presidencia de la más poderosa nación en el mundo, es el que ha llevado a miles a las cárceles en Cuba'', señala la nota de los grupos Directorio Democrático Cubano, Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba, Cuba Democracy, Mar por Cuba y Consejo por la Libertad de Cuba.
Algunas de estas organizaciones, en especial el Directorio Democrático Cubano, han perseguido fervorosamente los fondos que el anterior gobierno norteamericano dio todos los años, supuestamente para el avance de la democracia en la isla.
Uno de los problemas al respecto es que el Directorio ha sido acusado de desviar para Miami los recursos para la asistencia a los opositores cubanos que residen en la isla, que otorga la Agencia de Desarrollo Internacional (AID).
Estas acusaciones no provienen de instituciones afines a La Habana, ni de simpatizantes de la revolución cubana. Tampoco fueron formuladas en Caracas. Todo lo contrario. Un informe de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), dado a conocer en mayo del pasado año, mostró que menos del 17 por ciento de los $65 millones invertidos en asistencia federal a Cuba, en los últimos 10 años, se invirtieron en ''asistencia directa en la isla''. El grueso de los fondos, indicó el informe, se dedicó a estudios académicos y gastos de organizaciones exiliadas en Miami y Washington.
El informe se hizo eco de las conclusiones de una investigación de The Miami Herald en 2006 y una auditoría de la Oficina de Fiscalización del Gobierno, brazo investigativo del Congreso, que halló poca supervisión sobre los programas.
Una de las organizaciones que salió peor parada en este informe de la FNCA fue el Directorio Democrático Cubano. Así que es evidente que existe un interés monetario, por parte de esta organización, para que la nueva administración mantenga su ''respaldo'' a la oposición. Creo que aquí es muy difícil diferenciar el ''apoyo'' del dinero.
Por otra parte, tanto el Directorio como Mar por Cuba y Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba, llevan años dedicados a la campaña ''Yo no coopero'', que sólo ha demostrado ser de una ineficacia absoluta.
Así que una lectura del documento puede ser: más dinero para seguir malgastándolo.
De acuerdo al cable de la AFP, las cinco organizaciones pidieron a Obama que plantee tres condiciones para un diálogo con la isla: la libertad de todos los prisioneros políticos, la legalización de todos los partidos políticos y medios de comunicación independientes y la celebración de elecciones libres y supervisadas internacionalmente.
Y aquí es donde digo que es mejor que hubieran pedido los chocolates.
Porque si el gobierno cubano hace todo lo que ellos solicitan, ocurren muchas cosas. Entre ellas, que se le acaba el ''trabajo'' a estos grupos de Miami.
En otras palabras, las condiciones que ellos piden para dialogar eliminan de por sí cualquier posibilidad de diálogo. Si se cumplen, no hacer falta dialogar. Sino se cumplen, tampoco. Además, la petición es hipócrita.
Obama ha dicho que su gobierno está dispuesto a conversar, sin condiciones previas.
Incluso con países que estos momento significan un mayor problema, y por supuesto una mayor amenaza que Cuba.
Todo esto lleva a pensar que estas organizaciones no están realmente interesadas en pedirle nada a Obama, sino en hacer una declaración de cara a Miami.
Una de las causas -no la más importante, pero que no se puede excluir a la hora de analizar los fracasos- por las cuales el exilio no ha logrado una mayor influencia en la situación cubana es porque hacen política --o politiquería-- no analizando lo que es mejor para Cuba, sino lo que es más conveniente para ellos. En particular para sus bolsillos.
Así que el cambio puede haber llegado a Cuba. Pero gracias a personajes como éstos, no a Miami. A lo que se debe agregar que contribuyen en todo lo posible para que no ocurran en Cuba.
Fotografía superior: Orlando Gutiérrez, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, en los estudios de la estación del grupo, Radio República, el 22 de diciembre de 2006 (David Adame/AP).
Fotografía izquierda: Angel De Fana, presidente de Plantados hasta la Libertad y Democracia en Cuba, anuncia en Miami el lanzamiento de mensajes de la campaña ''Yo no Coopero'' por radio y televisión en Miami, con la participación de artistas del exilio como Willy Chirino, Lissette, Marisela Verena y otros, el 1 de agosto de 2007 (Pedro Portal/El Nuevo Herald).
Fotografía derecha: Silvia Iriondo. de MAR por Cuba, durante una conferencia de prensa para anunciar el lanzamiento de la campaña ''Yo no Coopero'' en Miami, en esta foto del 25 de julio de 2006 (Héctor Gabino/El Nuevo Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...