sábado, 7 de febrero de 2009

Al final de la lista


América Latina fue ignorada en la audiencia que realizó este jueves y viernes el Senado de Estados Unidos sobre la nominación de Leon Panetta como director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), informa El Financiero de México.
El dato no sólo indica el valor relativo que Estados Unidos otorga al presidente venezolano Hugo Chávez, sino también de lo endeble del argumento de que se necesita un mejoramiento de las relaciones entre Washington y La Habana para un avance de los vínculos entre la nación norteamericana y sus vecinos del sur.
La realidad es que, con independencia de si son republicanos o demócratas, los mandatarios norteamericanos sólo se interesan en Latinoamérica cuando hay crisis.
Sin embargo, las ''crisis inmediatas'' que tiene que afrontar la CIA en estos momentos incluyen Afganistán, Pakistán, Irak, Corea del Norte e Irán, dijo el nominado ante el Comité de Inteligencia del Senado, de acuerdo a la información de El Financiero.
''Pero también tenemos que mirar de cerca a Rusia y China, tenemos que mirar a Africa. Tenemos que mirar a América Latina'', apuntó Panetta el jueves en la única mención a la región que hizo durante la audiencia, apunta la publicación.
Las declaraciones de Panetta -una figura que por otra parte ha creado dudas en diversos círculos políticos sobre su conocimientos para desempeñar el cargo al que ha sido nominado- son además un cubo de agua fría para quienes en Miami siguen repitiendo que Cuba constituye una ''amenaza militar'' para Estados Unidos.
Lo que beneficia a estos alarmistas de la televisión nocturna en esta ciudad, es que sus opiniones sólo se comentan en el círculo cerrado de La Calle Ocho. Por otra parte, eso le basta a esos supuestos analistas para beneficiar su ego y su bolsillo.
El director del Consejo de Asuntos Hemisféricos (COHA), Larry Birns, consideró la casi omisión de América Latina, mencionada en la cola de las preocupaciones, como ''una ironía'', de acuerdo a El Financiero.
La ausencia de la región en la audiencia del Senado ''es una de las manifestaciones de la creciente invisibilidad de América Latina en el debate público'' en Estados Unidos, aseveró el experto en entrevista, agrega El Financiero.
Fotografía: soldados cubanos pertenecientes a la Gran Unidad de Tanques Rescate de Sanguilí de las Fuerzas armadas Revolucionarias (FAR), durante la realización del Ejercicio Militar Moncada 2007 en el que participaron tropas regulares, milicias de tropas territoriales y una parte de la población integrada en las zonas de defensa de los territorios occidental y central de la isla, como se muestra en esta fotografía del lunes 19 de noviembre de 2007 (Roberto Morejón/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...