lunes, 16 de febrero de 2009

Chávez ganó, triunfo Fidel, ¿perdió Raúl?


Un artículo en Reuters que resume las ventajas que para Cuba representa el triunfo electoral de Chávez.
No voy a sumarme a las condenas fáciles de Miami, ni a decir simplemente que perdió la democracia y la liberta. Me parece que hay algo más que vale la pena destacar, con independencia de que el gobierno del presidente Hugo Chávez no es una simple caricatura del modelo cubano y sin dejar de reconocer que en Venezuela la prensa independiente del gobierno y la empresa privada —por citar dos ejemplos— existen de una forma tal que en Cuba no se concibe desde hace décadas. También señalando que en buena medida cierta oposición a Chávez comete el error de mirar hacia Miami y al pasado, cuando debiera concentrarse en el futuro. Tampoco digo que toda la oposición chavista pueda ser catalogada de forma tan fácil, por suerte para ella, y que en esta ciudad se le caricaturiza tanto o peor que al gobierno de Chávez.
Lo que pasa es que considero que la victoria de Chávez representa un retroceso por una sencilla razón: la dependencia al caudillismo. Estoy de acuerdo que no permitir la reelección, o el no permitirla por más de un término, siempre ha sido una solución a medias. Sin embargo, lo que hay es que tratar de avanzar por ese camino: fortalecer las instituciones democráticas y no jugárselo todo a la carta del gobernante de turno. No mirar de ese medio para atrás sino para adelante, al igual que no hay que mirar de Chávez o Fidel Castro para atrás y tratar de volver a instalar el pasado.
Para Cuba, lo que está en discusión no es eso. Chávez es una tabla de salvación. Y hoy se sienten más seguros sobre esa tabla. Chávez ganó, triunfo Fidel y hasta cierto punto puede decirse también que perdió Raúl.
Para leer el artículo de Reuters, pinche aquí.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...