miércoles, 4 de febrero de 2009

Cine cubano en Argentina


El boletín del 3 de febrero de icaic digital trae la noticia de que más de 15,000 argentinos disfrutaron de una muestra de cine cubano.
El evento concluyó con la proyección de la película La muerte de un burócrata, del realizador Tomás Gutiérrez Alea, y la participación del embajador cubano Aramís Fuente, quien habló ante de la exhibición del filme, en el capitalino teatro-cine Ateneo.
Fuente señaló que durante la breve temporada cinematográfica, el público argentino pudo conocer, a través de una antológica creación visual, 50 años de la vida de un pueblo, que no ha claudicado en sus principios y "siempre aportará su granito de arena a la solidaridad entre los pueblos".
Reveló además que en "estos últimos 20 días, el cine cubano llegó a nueve provincias, de 20 ciudades, y asistieron a funciones, según cálculos conservadores, más de 15 mil personas" en la república argentina.
Las proyecciones continuarán en otros cinco distritos hasta marzo próximo, adelantó Fuente y agradeció el esfuerzo y la organización que impregnó al evento el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) de Argentina, y en especial sus directivos Liliana Mazure y Carolina Silvestre.
Cuaderno de Cuba ha dedicado en el día de hoy otro comentario a un documental de Silvestre.
''Este ciclo refleja cómo el cine cubano abordó la temática de la Revolución, la forma de enfrentar los problemas actuales de la sociedad cubana y el modo en que expresa la cualidad afectiva de un pueblo hecho de ritmo, coraje y resistencia'', destaca en el catálogo de programación entregado por el INCAA.
La muestra puso en cartelera 15 largometrajes y nueve documentales del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).
El boletín icaic digital publicación digital quincenal del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, aclara que la fuente de su información es la agencia Prensa Latina.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...