sábado, 21 de febrero de 2009

El precedente chino


En La Habana deben estar observando detenidamente el viaje de la canciller norteamericana Hillary Clinton a Asia, y el sentimiento tiene que ser de moderado regocijo.
China y Estados Unidos acordaron hoy iniciar consultas de algo nivel en cuestiones como la crisis económica y el cambio climático, al tiempo que relegaron el pobre historial chino en derechos humanos a una escala menor en las prioridades.
De producirse conversaciones entre La Habana y Washington, este patrón podría dictar la pauta en buena medida. No es que uno comparta estos criterios, es simplemente que parece que la nueva política norteamericana se define en este sentido, luego del daño propiciado por la retórica de la época de George W. Bush, que es bueno recordar aquí que no logró avance alguno en el campo de los derechos humanos, ni en China ni en Cuba.
Por lo pronto, y en un sentido más amplio, varios expertos de diversas tendencias ideológicas han opinado sobre los primeros pasos, en política internacional, de la nueva administración. Para leerlos, pinche aquí.
Fotografía: niños cubanos en el Barrio Chino de La Habana, en esta foto de 2008.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...