martes, 24 de febrero de 2009

Expertos analizan el llamado de Lugar


El llamado del senador Richard Lugar, de llevar a cabo una reconsideración de la política de Estados Unidos hacia el gobierno de Cuba, ha aumentado las probabilidades de que el presidente Barack Obama lleve a cabo modificaciones sustanciales en la actitud de Washington hacia La Habana, las cuales es posible que trasciendan las limitadas promesas presidenciales.
En un análisis noticioso realizado por Jim Lobe, varios expertos valoran el significado de que un miembro importante del Partido Republicano, en la Comisión de Relaciones Internacionales, haya dado este paso. Se trata de un político que no se ha destacado por propugnar cambios en la política hacia Cuba y que ahora afirma que el embargo no es conveniente para los intereses de Estados Unidos.
En el complejo juego de posiciones que es en estos momentos la discusión de posibles propuestas y el análisis sobre qué actitud adoptar hacia Cuba, tanto la Casa Blanca como el Congreso se están estudiando mutuamente.
En última instancia, mucho dependerá de la actitud que adopte el presidente Obama, si apoya públicamente los intentos en el Congreso para poner fin a la prohibición de viajes de una forma extensa o se limita a levantar las restricciones impuestas a los cubanoamericanos.
En este sentido, la posición de Lugar podría ayudar a Obama a inclinarse a favor de una posición más amplia a favor del cambio de política hacia la isla.
Por otra parte, todo apunta en el sentido de que el Presidente eliminará al menos las actuales restricciones a los viajes, antes de la cumbre de Trinidad y Tobago, ya que en caso contrario podría verse afectada su imagen como un agente de cambio.
Para leer el análisis completo, pinche aquí.
Fotografía: carnaval habanero de 2007.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...