miércoles, 18 de febrero de 2009

Héroes indígenas desplazan al Che

Dos estatuas de los históricos líderes indígenas Tupak Katari y Bartolina Sisa ocuparán el hueco del guerrillero argentino Ernesto Che Guevara en la ciudad boliviana de El Alto, informa la agencia Efe, en una nota que reproduce el periódico español El Mundo.
La efigie del Che, hasta ahora situada al borde de un puente, será trasladada a otro punto de la zona, según explicó a Efe el jefe de la Unidad de Cultura de la Alcaldía de El Alto, Iván Rodríguez.
La decisión responde a numerosas peticiones de los vecinos para colocar allí a los dos grandes héroes de la historia boliviana que lucharon contra la colonización española y fueron protagonistas de los primeros levantamientos a finales del siglo XVIII.
Bartolina Sisa fue la esposa de Tupac Katari, quien fue condenado a ser descuartizado por las autoridades coloniales españolas por haber liderado un levantamiento indígena en el año 1781.
La estatua del guerrillero argentino, que mide siete metros y fue realizada con miles de piezas de chatarra, es obra del escultor boliviano Félix Durán y lleva instalada en ese lugar desde el pasado 7 de julio.
Algunos sectores expresaron su malestar porque en la estatua se ve al Che pisando un águila que representa al imperialismo, aunque el responsable cultural de la alcaldía descartó que esa sea la causa del cambio de ubicación.
En El Alto ''se ve muy mal que [el Che] esté pisoteando a un ser viviente'', añadió Rodríguez. ''Los sabios del mundo andino exigen respeto a todos los seres vivientes del cielo, a todas las aves. Las culturas de este lado de América siempre han respetado a las águilas y, en especial, al cóndor''.
La mayoría de los 800,000 habitantes de la ciudad son de etnia aimara, igual que el presidente boliviano, Evo Morales.
Fotografía: una indígena aimara sostiene un imagen de Ernesto "Che'' Guevara, mientras partipica en una manifestación en La Paz, Bolivia, el 7 de marzo de 2008 (Aizar Raldes/AFP/Getty Images).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...