miércoles, 11 de febrero de 2009

El nuevo frente de lucha en las computadoras


El mayor empeño en el campo de la computación y el internet, en que está enfrascado el gobierno de La Habana, ha pasado casi inadvertido en Miami. Se trata de la creación de programas de computación independientes de las tecnologías desarrolladas principalmente en Estados Unidos, y libres de derechos de propiedad.
El lanzamiento del sistema operativo Nova es quizá una de las noticias más importantes en este sentido. No conozco este sistema ni soy experto en computación, así que este comentario se limita a brindar la noticia de lo presentado en La Habana.
De acuerdo al periodista Esteban Israel, de la agencia de noticias Reuters, se trata de la variante cubana del sistema operativo Linux, y constituye el ''último frente de batalla de la isla comunista contra lo que esta considera es la hegemonía de Estados Unidos''.
Nova fue introducido en una conferencia de computación que se desarrolla en La Habana, bajo el título de ''Soberanía Tecnológica'' y es esencial para el interés del gobierno cubano en remplazar los programa de Microsoft que tienen la mayoría de las computadoras de la isla.
Según dijo a corresponsales extranjeros el líder del proyecto, Angel Goñi, el sistema permite utilizar aplicaciones modernas en una interfaz sencilla y trabajar con las máquinas obsoletas que todavía abundan en la isla, aunque no es "la plataforma" definitiva de Cuba para ''emigrar al Linux'', de acuerdo a una información de la agencia Efe publicada por El Universal de México.
De acuerdo a Reuters, el gobierno ve en el uso de en los sistemas de Microsoft, desarrollados por Microsoft Corp., con sede en Estados Unidos, un peligro potencial, ya que afirman que las agencias de seguridad norteamericanas poseen los códigos de Microsoft.
También de acuerdo a Reuters, el embargo comercial establecido desde hace décadas por Washington hace difícil que los cubanos obtengan los programas de Microsoft y sus actualizaciones de forma legal.
Según Héctor Rodríguez, decano de la Facultad de Software Libre de la Universidad de la Universidad de las Ciencias Informáticas de La Habana (UCI), alrededor del 20 por ciento de las computadoras cubanas, donde la venta al público de estos equipos se inició apenas el año pasado, están usando Linux, de acuerdo a Reuters.
En 2005, Cuba inició su "emigración a software libre y plataformas de código abierto en general”, después de que el Consejo de Ministros decidiera "comenzar paulatinamente" el traslado de las instancias de la Administración Central del Estado a la nueva tecnología, informa El Universal.
La Aduana General, los ministerios de Educación Superior y de Comunicaciones y todas las universidades cubanas empezaron a utilizar a partir de ese año las nuevas plataformas en calidad de "organismos pilotos", agrega el periódico mexicano.
Rodríguez afirmó que en la actualidad más de un 80% del sector académico, empresarial y científico llevó sus "servicios telemáticos" a ese sistema, también de acuerdo a lo publicado en el diario.
"Cuba, por el bloqueo (embargo estadounidense) y toda la situación económica, todavía tiene en funcionamiento computadoras que en otros lugares del mundo son basura", explicó Goñi, al admitir que el país no puede "desaparecer" esos ordenadores que aún funcionan y son útiles, añade El Universal.
Fotografía: habaneros comtemplan las computadoras de venta al público, en julio de 2008.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...