miércoles, 18 de febrero de 2009

Otros tiempos


Detrás quedaron los tiempos en que cualquier grupo guerrillero, no importa lo reducido de sus dimensiones, con independencia del país en que quisiera cambiar el orden, era recibido en La Habana.
No es que a todos se les tratara igual, pero entonces los patrones para otorgar preferencias eran otros, sobre todo la fidelidad.
Ahora el gobierno cubano establece sus prioridades con otros países en relación a la importancia de éstos, el alcance de los posibles acuerdos a lograr y según la estrategia económica trazada por La Habana.
En esto Cuba no se diferencia de cualquier otro Estado, salvo quizá en alguna que otra apelación jocosa, casi folklórica, para algunos típica del trópico.
Fotografía: el presidente cubano, Raúl Castro (centro), acompaña a su homólogo de Guatemala, Alvaro Colom (izquierda), y la primera dama guatemalteca, Sandra Torres de Colom (derecha), hoy, 18 de febrero de 2009, en el aeropuerto José Martí de La Habana (Cuba). Colom culminó su visita oficial a la isla (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...