miércoles, 4 de febrero de 2009

Sandokan, tostones y picadillo en Malasia


Maricel E. Presilla recuerda cuando escuchaba los episodios de Sandokan, el tigre de la Malasia, por la radio cubana a comienzos de la década de 1960, y escribe para McClatchy Newspapers sobre la experiencia de cocinar cubana en Kuala Lumpur.
Aunque los residentes de Malasia tienen un conocimiento muy limitado de Latinoamérica, están familiarizados con las imágenes de una Cuba anterior a la revolución cubana, asociadas con una época de esplendor.
“Me encontré músicos cubanos en el hotel que me dijeron que desde hace años Kuala Lumpur es un sitio donde los artistas procedentes de la isla son bienvenidos”, escribe Presilla en The Hour, de Norwalk, Connecticut.
Para leer el artículo complete, pinche aquí.
Fotografía: una vendedora de petai (guaje) en Pudu, uno de los mercados al aire libre más populares de Kula Lumpur (Maricel E. Presilla/MCT).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...