martes, 3 de marzo de 2009

¿Arrancarán los cambios ahora?


La remoción de equipo económico en Cuba vuelve a sacar a la luz las interrogantes sobre cambios, pero los vaticinios son negativos. Cuaderno de Cuba reproduce un análisis noticioso sobre el tema:

CARLOS BATISTA/AFP
LA HABANA

El presidente de Cuba, Raúl Castro, removió al equipo económico que ayudó a su hermano Fidel a sortear, con algunas reformas, la crisis de los años 90, abriendo la interrogante de si se trata del preludio de los prometidos ''cambios estructurales''.
Como parte de la reestructuración del gabinete, el vicepresidente Carlos Lage fue relevado de su cargo como Secretario del Consejo de Ministros (jefe de gabinete), así como el ministro de Economía, José Luis Rodríguez.
En un artículo de prensa difundido este martes, Fidel, alejado el poder hace dos años y medio por enfermedad, acusó a dos de los depuestos de ''ambiciones que los condujeron a un papel indigno'', en referencia implícita a Lage y al canciller Felipe Pérez Roque.
Lage fue llamado por Fidel a principios de los 90 para diseñar y aplicar las reformas que permitieron enfrentar la aguda crisis, denominada oficialmente ''Período Especial'', que provocó la desaparición de la Unión Soviética.
Para sustituir a Lage, Raúl Castro nombró a un general poco conocido, José Ricardo, pero sin ''facultades de decisión'' ni ''protagonismo'' oficial, mientras que Rodríguez fue suplantado por Marino Murillo, ex ministro de Comercio Interior y antes viceministro de Economía.
Junto a Lage y Rodríguez, cambiaron los ministros de Comercio Exterior, Finanzas, Pesca, Sideromecánica y Trabajo, y hace unos meses había sido sustituida la titular de Inversión Extranjera y Colaboración.
Los reemplazos en el Gobierno ''están íntimamente vinculados con las transformaciones estructurales y de concepto que deben ser sometidas a la consideración y aprobación del VI Congreso del Partido'' a fines de año, dijo Raúl en diciembre.
Entre los pocos sobrevivientes del equipo anterior está el presidente del Banco Central, Francisco Soberón.
A pesar de que la acusación de Fidel involucra a Lage ''de todas formas las posibilidades de cambio siguen vigentes, pues las nuevas personas designadas son muy cercanas a Raúl Castro'', opinó a la AFP el economista opositor, Oscar Espinosa Chepe.
''No creo que sea una señal seria de reestructuración de la sociedad, que es lo que se necesita. En lo inmediato no habría cambios significativos'', dijo el opositor Manuel Cuesta, quien dio al gobierno un carácter de "bombero'', más dedicado a apagar fuegos que a tomar medidas de fondo, estratégicas.
León Padrón, otro opositor, opinó que Raúl dio una vuelta de tuerca ''en aras de consolidarse y no se ha olvidado de conducir al país hacia las grandes transformaciones que mejoren la vida de los ciudadanos''.
Raúl Castro, quien sustituye a Fidel desde hace dos años y medio, anunció en julio de 2007 ''cambios estructurales'' sin especificarlos, y en diciembre pasado anunció su postergación, aunque -dijo- sin ''engavetarlos''.
A pesar de que ha tomado varias medidas ''no se ha pasado de medidas aisladas, de mayor o menor alcance, que no aparecen articuladas a un cambio estructural'', opina en un reciente artículo el académico cubano Aurelio Alonso.
Para el sociólogo argentino Atilio Borón, las reformas estructurales en Cuba están ''lentificadas'' por los huracanes, el embargo, la ausencia de referentes, la debilidad de un debate nacional y ''la existencia de una burocracia'' sin vocación innovadora.
Varios economistas y sociólogos dentro de las propias filas de la revolución, comienzan a pronunciarse por la urgencia de desmontar el "modelo estadocentrista'', es decir, el dominio total del estado en la economía, para dar paso a actores cooperativos y privados.
Fotografía: el ciclista cubano Nolsen Fuentes (segundo a la izquierda) llega a la línea de meta, el 22 de febrero de 2009, en La Habana, donde culminó la XXXIV Vuelta a Cuba. La clasificación general terminó con el cubano Arnold Alcolea en primer lugar, seguido por el canadiense Francoise Parisien en segundo lugar, y el venezolano Manuel Medina en el tercero (stringer/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...