miércoles, 18 de marzo de 2009

Comisario europeo no cree que el cambio del canciller cubano altere el diálogo


El comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (UE), el belga Louis Michel, afirmó hoy que el cambio de ministro de Exteriores en Cuba no alterará la marcha de la paulatina normalización de las relaciones entre ambas partes, informó la agencia Efe.
"Respecto al encuentro con autoridades cubanas, todas las que he encontrado hasta ahora ya las conocía, no son personas nuevas, solo que cumplían otro tipo de funciones'', indicó Michel en conferencia de prensa tras entrevistarse con el nuevo ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez.
El nuevo canciller reemplazó a Felipe Pérez Roque a principios de mes, en una reestructuración del Gobierno que preside el general Raúl Castro que supuso la salida de ocho ministros.
"Tengo el mismo sentimiento en cuanto a las relaciones de la UE con Cuba. No existen cambios fundamentales. Existe la misma voluntad de construcción de un capital de confianza y de las condiciones necesarias para la normalización'', aseguró Michel, que está en Cuba en vista de trabajo de 48 horas.
El comisario, que fue recibido hoy por Rodríguez, señaló que ha constatado "la misma buena voluntad, el mismo carácter positivo y el mismo calor cubano clásico''.
"En el fondo, no ha habido cambios desde ese punto de vista'', insistió Michel.
"Confirmo que en la política exterior cubana no hay absolutamente ningún cambio, sino la continuidad que dicta la política seguida por la revolución, con absoluta consistencia desde el 1959 hasta este minuto'', declaró Rodríguez en su misma rueda de prensa como canciller.
El ministro recordó que conoció a Michel "en la primera reunión, siendo él comisario belga, a nivel de cancilleres'' con Cuba, en momentos que ocupaba el cargo de embajador de la isla ante Naciones Unidas.
"He sostenido encuentros anteriores con el comisario Michel, a quien considero un interlocutor serio, y me siento privilegiado de desde hace años haber mantenido esta relación'', agregó.
Cuba y la UE descongelaron sus relaciones en junio de 2008, tras eliminar el bloque europeo las sanciones diplomáticas que impuso a la isla en 2003, en reacción a las condenas impuestas a 75 disidentes cubanos de hasta 28 años de cárcel.
En octubre Cuba y la UE abrieron un "diálogo político'' basado en el "respeto mutuo'', en el que puedan caber todos los temas, durante una visita del entonces canciller Pérez Roque a Francia, país que ejercía la presidencia del bloque.
Fotografía: el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla (izquierda), y el comisario de Desarrollo de la Unión Europea, Louis Michel (derecha), hablan hoy, 18 de marzo de 2009, durante una rueda de prensa en La Habana (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...