miércoles, 4 de marzo de 2009

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Cuba


Representantes de Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) advirtieron hoy del aumento del riesgo de una ''deflación'' por falta de financiación en la economía mundial, aunque confían en que comience a recuperarse "levemente'' a partir del año 2010, según un cable de la agencia Efe.
Andy Wolfe, jefe de la dirección México América del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI y su colega Gabriel Di Bella, dictaron una conferencia con evaluaciones, proyecciones y recomendaciones sobre la crisis en el Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización que se desarrolla en La Habana.
Según Wolfe, los riesgos de deflación se están incrementando en algunas economías avanzadas y las economías emergentes podrían verse afectadas por la persistente limitación del acceso a la financiación externa.
Advirtió de que el riesgo de un fuerte incremento de las emisiones de deuda pública podría provocar una "reacción negativa'' del mercado y opinó que las condiciones financieras mundiales pudieran mejorarse más rápido de lo previsto con la aplicación de ''políticas expansivas''.
Además, abogó por ''la disolución de los bancos insolventes y establecimientos de entidades públicas para absorber los préstamos incobrables''.
De acuerdo con las estimaciones expuestas por Wolfe, los países más pobres del mundo van a necesitar este año unos 25,000 millones de dólares en apoyo, y reformas en sus planes fiscales para una financiación ''realista'' que impidan perder los avances de los últimos años.
El especialista Gabriel Di Bella, del FMI, dijo que prevén para 2009 que la economía mundial se desacelere, aunque están "suponiendo una recuperación en 2010''.
''Esta recuperación es incierta porque depende de una cantidad de factores.
Básicamente de que se apliquen de manera oportuna políticas fiscales, financieras y monetarias expansivas y que se resuelva la incertidumbre en lo que respecta la situación en el mercado de crédito'', explicó.
Indicó que las economías en desarrollo y emergentes tienen a su favor que ''están mejor preparadas'' ahora para enfrentar las consecuencias de la crisis porque ''tienen políticas fiscales mucho menos vulnerables que en el pasado''.
Por su parte, el asesor del Banco Mundial (BM), Luiz Pereira Da Silva, dijo que la crisis financiera global ''no es una sorpresa'' porque ''el capitalismo al final de cuentas es una cosa inestable''.
''Tenemos que tener conciencia de los problemas del sistema financiero global, mejorar esto y dar más voz a los países en desarrollo en algunas instancias que van a remodelar la arquitectura financiera internacional'', añadió.
Fotografía: un bicitaxicista, que ha decorado su vehículo con fotografías del líder Fidel Castro y de su hermano Raúl, el actual mandatario cubano, espera la llegada de clientes el 4 de febrero de 2009, en La Habana (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...