miércoles, 4 de marzo de 2009

Especulando sobre un cambio de rumbo


Carlos Malamud ha escrito un análisis sobre la reestructuración del gobierno de La Habana en que expresa lo siguiente:
''Especulando, porque todo esto son sólo especulaciones, podría pensarse que Fidel no quiere reconocer públicamente que ya no sólo está disminuido físicamente, sino también comienza a estarlo políticamente. De ahí su alusión a que fue consultado en el nombramiento de los nuevos ministros, pese a no existir ninguna norma que obligue a tal cosa. De alguna manera podríamos estar asistiendo al reconocimiento de su impotencia en este tramo final de su liderazgo. Pero quizá estemos frente a un juego más sutil, como el de las grandes ligas, donde el premio mayor sea condicionar el futuro de las relaciones con Estados Unidos y Venezuela. Para algunos sería un juego de suma cero, en el cual si nos acercamos a Washington pierde Caracas y viceversa. ¿Quiénes son en Cuba los defensores de potenciar las relaciones con los Estados Unidos de Obama y quiénes los fervientes defensores de la revolución bolivariana o de una posible confederación de Cuba y Venezuela?
Todas estas elucubraciones tienen mucho que ver con la lucha por el poder y con ejercicios de estrategia geopolítica, pero poco con la búsqueda de la democracia y los intereses del pueblo cubano. Pese a ello, las mismas no se pueden perder de vista. La historia, la misma que absuelve, enseña que en Cuba cuando las cosas pueden mejorar siempre sucede algo que las empeora. Recordemos el incidente de los aviones de los 'hermanos al rescate' derribados por la aviación cubana cuando Clinton quería acabar con el embargo. ¿Qué sorpresa nos aguardará próximamente a la vista de los intentos aperturistas de Obama? Por eso no debe descartarse en absoluto algún brusco giro de timón que nos reconduzca a esa intransigencia en la que tan cómodos se sienten quienes siempre han vivido en ella''.
Carlos Malamud es Catedrático de Historia de América de la Universidad Nacional de Eduación a Distancia (UNED), de España, e Investigador Principal para América Latina y la Comunidad Iberoamericana del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos. Ha sido investigador visitante en el Saint Antony`s College de la Universidad de Oxford y en la Universidad Torcuato Di Tella de Buenos Aires y ha estado en posesión de la Cátedra Corona de la Universidad de los Andes, de Bogotá. Entre 1986 y 2002 ha dirigido el programa de América Latina del Instituto Universitario Ortega y Gasset, del que ha sido su subdirector.
Para leer el análisis completo, pinche aquí.
Fotografía: un hombre conduce su bicicleta frente a la bahía de La Habana, el 4 de marzo de 2009 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...