jueves, 12 de marzo de 2009

Ferrocarriles en situación ''paupérrima''


El transporte ferroviario de Cuba enfrenta una situación "paupérrima'', con deterioro de vías y coches y mal servicio, por lo que espera los beneficios de la inversión millonaria que el Gobierno comenzó a inyectar en el sector en 2006, informaron hoy fuentes oficiales.
El director general de la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC), Gregorio Bencomo, dijo al diario oficial Juventud Rebelde que la ''revitalización'' del sector es ''apremiante'' y que algunos problemas, como el de las vías férreas, solo se solucionarán a ''largo plazo'', informó la agencia Efe.
Según el funcionario, las piezas viales ''están demasiado sobreexplotadas'', hay problemas de descalificación y éxodo de operarios, coches escasos y en ''precarias condiciones materiales'', e irregularidades en el servicio.
La seguridad también preocupa a los pasajeros, sobre todo después de que en febrero pasado chocaron frontalmente dos trenes en una vía de la provincia oriental de Camagüey, causando tres muertos y 93 heridos.
Las autoridades no han informado aún de las causas del accidente ni explicado qué hacían dos convoyes viajando en direcciones opuestas por el mismo tramo.
''Viajar en tren es la última opción. Lo peor es el mal estado del parque. La gente se queja del servicio, pero eso es secundario. Los coches están muy malos, la terminal es deprimente y en general la situación es calamitosa'', dijo a Efe el usuario Yosviel Díaz.
Díaz, que utiliza con regularidad los trenes desde La Habana hasta la provincia de Ciego de Avila, en el centro de la isla, precisó que los coches son incómodos, sucios, sin luz, y además hay retrasos constantes.
Bencomo señaló que se han ''privilegiado'' las inversiones en el área de carga por ser ''la espina dorsal del desarrollo económico'', y en 2008 se logró incrementar en un 12 por ciento esa actividad.
Para 2009 se espera un aumento del 6 por ciento con la puesta en marcha de 11 nuevas locomotoras chinas que llegaron a la isla después de que en 2006 el Gobierno anunció contratos por más de 2,000 millones de dólares para favorecer el transporte automotriz y ferroviario.
Las inversiones, previstas para un período de cinco años con compras preferenciales a China, permitieron aliviar en el último año la crisis del transporte público y recuperar la rama automotriz, pero el sector ferroviario aún tiene el ''reto'' de levantarse ''desde niveles ya paupérrimos'', según Juventud Rebelde.
En opinión del director de la UFC, para ''la inserción de los nuevos equipos que se esperan y el total funcionamiento de los existentes es necesario enfrentarse a nuevas prioridades'', como el estado de las vías a lo largo de la isla.
''Hay tramos donde las máquinas deben alcanzar cien kilómetros por hora y otros donde solo pueden avanzar a 15, provocando un costoso gasto de combustible'', explicó Bencomo.
Además, apuntó que Cuba tiene la desventaja de contar con una sola senda de vías férreas que no se puede reparar de forma ''constante''.
Para el transporte local de pasajeros solo funcionan 166 coches, de un total de 259, y la crisis se agrava para los de ''larga distancia'', donde solo trabajan 60 de los 212 que conforman el parque.
''Hace una semana viajé en un tren que debía salir de La Habana a las siete de la tarde. A las diez de la noche los altavoces de la estación informaron que había dos coches rotos. Dos horas después, anunciaron que el viaje se cancelaba para las siete de la mañana del otro día. En total, viajé con un retraso de 15 horas'', declaró a Efe el usuario Miguel Despaigne.
Fotografía: vista de un vagón de carga de un tren que circula hoy, 12 de marzo de 2009, por el patio de la Estación Central de Trenes, en La Habana (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...