miércoles, 25 de marzo de 2009

La capital convertida en una gran galería


A continuación un cable de la AFP sobre la Bienal de La Habana
RIGOBERTO DIAZ/AFP
LA HABANA
Unos 300 artistas, más de la mitad de América Latina, convertirán La Habana desde el viernes en una gran galería durante más de un mes, convocados a la X Bienal bajo el espíritu de ''integración y resistencia en la era global''.
''La Habana es por estos días un espacio para la diversidad del arte contemporáneo, porque precisamente el respeto a la diversidad es la mayor trinchera contra las tendencias de pensamiento único, de homogeneización de la cultura'', declaró a la AFP el director de la Bienal, Rubén del Valle.
''Integración y resistencia en la era global'' será el eje central de la Bienal, que celebra sus 25 años y será inaugurada el próximo viernes en la antigua fortaleza colonial de San Carlos de la Cabaña.
Pero hasta el 30 de abril una veintena de galerías y espacios cerrados, parques y plazas de la capital acogerán unas 140 exposiciones personales, 12 proyectos conjuntos y más de 100 muestras colaterales de artistas cubanos y de todas las regiones del mundo.
Del Valle, también presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas -organismo rector-, y viceministro de Cultura, destacó "la fuerte presencia'' que tiene América Latina en la Bienal, con Brasil, México, Colombia y Argentina como los países más representados.
Precisamente desde Brasil llegó a la antigua fortaleza uno de los más singulares atractivos de la bienal, una maqueta de cuatro metros cuadrados de la favela de ''Nuestra Señora de Fátima'', con la que Sergio Cezar, expresa ''la posibilidad de un cambio en el presente para un mejor futuro''.
Su compatriota Ronald Duarte llama la atención sobre la violencia citadina en el performance ''Nubes de Obbatalá'', que abrirá la cita tras la inauguración.
Entre los invitados especiales figura el grabador puertorriqueño, Antonio Martorell, quien aprovecha su estancia en Cuba para impartir un taller.
Los organizadores del evento lo conciben como un espacio de reflexión sobre la necesidad de integración en un mundo global altamente complejo, frente a las corrientes que ''pujan por homogeneizar el repertorio de ideas y formas'', aunque ''sin pretender ofrecer soluciones o respuestas''.
En ese contexto, se enmarca "Punto de Encuentro'', un proyecto conjunto que dirige el pintor cubano Alexis Leyva (Kcho), que está siendo instalado en el antiguo convento de San Francisco de Asís, en La Habana Vieja.
La iniciativa de Kcho busca animar el debate sobre ''la dialéctica entre integración y resistencia de las identidades'' y reúne a 12 artistas, entre ellos Tatsuo Miyajima (Japón), Peter Nadine (Gran Bretaña-Estados Unidos), Shirin Neshat (Irán-Estados Unidos), Jane Alexander (Sudáfrica) y el cubano afincado en Estados Unidos y México, Tomás Sánchez.
''Cumple con lo que el arte puede y debe hacer en nuestro tiempo'', dijo Alexander, en cuya obra es una constante el cuestionamiento del encuentro cultural entre los proclamados valores occidentales y el de los habitantes originarios de Africa.
Entre las muestras colaterales sobresale "Chelsea visita La Habana'', la primera de artistas norteamericanos en la isla desde 1986, que incluye, según su curador, Abelardo Mena, 40 obras de 25 artistas de unas 30 galerías de Nueva York.
''La presencia de destacadísimos artistas de Nueva York tiene una significación relevante, porque también establece puentes'', comentó Del Valle, que también consideró que el evento será una ''buena oportunidad'' para apreciar ''el magnífico momento en que se encuentra la plástica cubana''.
''En el contexto latinoamericano, está en el pelotón de vanguardia, en un momento en el que interactúan varias generaciones (...) desde las más diversas estéticas y manifestaciones'', apuntó.
Fotografía: el artista norteamericano Jade Townsend (al fondo, al centro) trabaja en su instalación en el Museo Nacional de Bellas Artes en La Habana, el 20 de marzo de 2009. Su obra es parte de la exposición ''Chelsea Visits Havana'', la mayor muestra de arte contemporáneo norteamericano en Cuba en cerca de 25 años (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...