martes, 31 de marzo de 2009

La cumbre del ausente


Phil Peters analiza como dos factores —la ausencia de temas importantes y desarrollos notables, así como un clamor regional hecho público, en favor de un giro de 180 grados en la política de Estados Unidos hacia Cuba— podrían combinarse para producir una Cumbre de las Américas en la cual la cuestión principal estaría referida a un país que no está invitado a participar. Para leer su análisis, pinche aquí.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...