jueves, 26 de marzo de 2009

Otro mandato


El presidente Barack Obama necesitará un segundo mandato para levantar el embargo económico a Cuba, algo que es probable con la actual administración estadounidense, afirmó hoy en Londres un experto en ese tema, según la agencia Efe.
El levantamiento del embargo, vigente desde 1962, "es una posibilidad, pero quizás (Obama) va a esperar hasta el segundo mandato para hacer eso'', dijo Daniel P. Erikson, del centro de estudios interamericanos Inter-American Dialogue de Washington.
Sin embargo, Erikson, que presentó hoy en la capital británica su libro The Cuba Wars, indicó que con Obama ''las relaciones entre Cuba y EEUU van a mejorar'', si bien ''todavía hay muchos obstáculos de un proceso de reconciliación''.
''Primeramente, vamos a ver cambios muy pequeños de parte de los EEUU, pero también de la parte cubana'', señaló el experto en un acto celebrado en Canning House (Casa de Iberoamérica en Londres).
Además, el tema del embaro podría marcar la Cumbre de las Américas que se celebrará el próximo abril en Trinidad, donde, según el experto, el líder estadounidense deberá explicar su política sobre la isla.
''Obama quiere evitar la cuestión de Cuba en la cumbre, pero será muy difícil porque hay muchos países en Latinoamérica que están interesados en la relación entre EEUU y Cuba'', apuntó el experto.
''Y obviamente, (esos países latinoamericanos) quieren que Estados Unidos cambie su política, especialmente el embargo económico''.
Erikson está convencido de que la reunión va a abordar la situación en Cuba, aunque ''probablemente Obama no va a anunciar muchas políticas nuevas allí''.
''En EEUU, muchos sectores están de acuerdo en que el embargo obviamente no funciona muy bien para nuestro país y tampoco para el pueblo cubano. Entonces, creo que un cambio es inevitable'', declaró el miembro de Inter-American Dialogue.
No obstante, precisó, ''levantar el embargo es mucho más complicado, porque se necesita el apoyo del Congreso de EEUU y el Congreso está dividido sobre el asunto de Cuba, pero probablemente los Estados Unidos van a seguir una política de apertura''.
Preguntado por la posibilidad de una reunión a corto plazo entre Obama y el mandatario, Raúl Castro, Erikson respondió que aún es ''políticamente muy difícil que un presidente de EEUU vaya a tener una reunión bilateral con el presidente cubano''.
''Probablemente, vamos a ver más diplomacia entre los dos gobiernos, más conversaciones entre las dos burocracias, pero no un diálogo a nivel presidencial'', agregó.
De cualquier forma, la administración de Obama es ''en general más abierta'' respecto a Cuba que el anterior gobierno presidido por George W. Bush, lo que generará la ''revolución de la expectación''.
Daniel P. Erikson también está convencido de que en Cuba existe un ''amplio apetito de apertura'' entre ambos países, lo que podría tener consecuencias tras el traspaso de poder de Fidel Castro a su hermano Raúl.
El experto considera que se trata de un traspaso "de hecho'' y no meramente ''nominal'', como demuestra el reciente relevo en el gobierno de varias figuras cercanas a Fidel Castro, aunque éste continúa siendo una "figura importante''.
Pase lo que pase, el futuro de Cuba ''será decidido por el pueblo en la isla'', concluyó el analista, cuyo libro aborda las relaciones bilaterales entre ambos países desde los años cincuenta del siglo XX.
Fotografía: Obras expuestas en la muestra ''Estado de Excepción'', en La Habana, el 24 de marzo de 2009 (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...