martes, 21 de abril de 2009

Nuevo viceministro de Economía


El gobierno cubano nombró como viceministro de Economía al coronel Armando Emilio Pérez, uno de los arquitectos de un sistema de gestión aplicado en las empresas militares de la isla con muy buenos resultados, se informó este martes oficialmente, informó la AFP.
El Consejo de Estado (ejecutivo), que preside Raúl Castro, acordó designar a ''Armando Emilio Pérez (...) al cargo de viceministro de Economía y Planificación'', señaló la versión digital de Gaceta Oficial de Cuba.
Pérez, coronel de las Fuerzas Armadas (FAR), se desempeñaba desde 1988 como jefe del Grupo de Perfeccionamiento Empresarial, un modelo de gestión que las empresas militares cubanas comenzaron a aplicar un año antes para incrementar la eficiencia, sobre la base del control estricto de los costos y concediendo un amplio margen de autonomía a las entidades.
Por sus resultados positivos y buscando fortalecer la empresa estatal socialista, el sistema se extendió a la economía civil en 1998 por decisión del V Congreso del Partido Comunista (PCC), siempre de acuerdo con la información de la AFP.
Este nuevo nombramiento se vincula a la cada vez más creciente posibilidad de que el Congreso y el presidente de Estados Unidos permitan el turismo de norteamericanos a la isla. Ya Obama autorizó a los cubanoamericanos a viajar a Cuba, para visitar a sus familiares, cada vez que lo deseen y permitan sus recursos económicos.
Los militares también manejan en la isla el conglomerado turístico Gaviota (hoteles, restaurantes, marina, renta de autos, empresa aérea y cadena de tiendas), y dedican decenas de miles de sus efectivos a la producción agropecuaria.
La designación de Pérez se produce un mes después de que el gobierno de Raúl Castro anunciara una profunda reestructuración en la que fueron removidos 12 cargos, entre ellos el ministro de Economía, José Luis Rodríguez.
Fotografía: un hombre camina por La Habana (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...