miércoles, 29 de abril de 2009

Raúl Castro responde a Obama


El presidente de Cuba, Raúl Castro, afirmó este miércoles que su país no tiene que hacer ''gestos'' con Estados Unidos y calificó de ''mínimas'' las medidas aprobadas por el gobernante Barack Obama, aunque reiteró su oferta de diálogo en ''igualdad de condiciones'', de acuerdo a un cable de la AFP.
''Cuba no ha impuesto sanción alguna contra Estados Unidos ni contra sus ciudadanos (...). No es Cuba la que tiene que hacer gestos'', aseguró Raúl Castro en el discurso de apertura de una reunión del Movimiento de Países No Alineados (Noal).
Esta es la primera respuesta directa del gobernante cubano al pedido de ''gestos'' que hizo Obama a Cuba en el cierre de la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago el 19 de abril, al referirse por ejemplo a una liberación de presos políticos.
''No es Cuba la que impide a los empresarios de ese país hacer negocios con el nuestro, no es Cuba la que persigue las transacciones financieras realizadas por los bancos norteamericanos, no es Cuba la que tiene una base militar en territorio de los Estados Unidos contra la voluntad de su pueblo'', subrayó Raúl Castro.
El presidente cubano consideró ''positivas'' pero con ''alcance mínimo'' las medidas aprobadas por Obama el 13 de abril, que eliminaron todas las restricciones a los viajes de cubanoestadounidenses y al envío de remesas.
''El bloqueo quedó intacto, no hay pretexto político ni moral que justifique la continuidad de esa política'', dijo Raúl, en la misma línea de lo que escribió hace una semana su hermano, el líder comunista Fidel Castro.
Raúl Castro reafirmó su disposición a discutir "todo'', como anunció, incluyendo expresamente el tema de "derechos humanos y presos políticos'', el 16 de abril en una reunión con sus aliados de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA)en Venezuela, en víspera de la Cumbre.
''Hemos reiterado que estamos dispuestos a hablar de todo con el gobierno de Estados Unidos, en igualdad de condiciones, pero no a negociar soberanía ni nuestro sistema político y social, el derecho a la autodeterminación ni nuestros asuntos internos'', manifestó.
La declaración de Raúl Castro en Venezuela y su referencia a los presos fue vista inicialmente por Washington como una ''señal de apertura'' y disparó expectativas de un diálogo que ponga fin al conflicto bilateral de medio siglo.
Pero Fidel Castro dijo el 23 de abril en un artículo que Obama "malinterpretó'' a su hermano y aclaró que se liberaría a opositores presos -que la disidencia cifra en unos 200- sólo a cambio de cinco cubanos condenados en Estados Unidos a cadena perpetua acusados de espías, a los que Cuba ha declarado ''héroes antiterroristas''.
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, consideró que ese señalamiento muestra ''diferencias'' y auguró que el fin del régimen ''está próximo''.
Los hermanos Castro afirman que hay ''unidad'' y exigen el fin del embargo vigente desde hace 47 años -también reclamado por los gobiernos de América Latina-, pero Obama dice que se mantendrá mientras el régimen cubano no de libertades a la población.
Fotografía: el presidente Raúl Castro durante su intervención en la reunión del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados en La Habana, el 29 de abril de 2009 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...