miércoles, 1 de abril de 2009

Unas 24,000 víctimas de Chernobil atendidas en Cuba en 19 años


Unos 24,000 niños y adultos de Ucrania, Rusia y Belarús afectados por la catástrofe nuclear de Chernobil en 1986 recibieron tratamiento médico en Cuba en 19 años de aplicación de un programa gratuito, informó este miércoles su coordinador general, Julio Medina, según un cable de la AFP.
''El programa ha tenido un impacto significativo sobre la salud de los niños y las familias'' de esos tres países, pues ''son 24,000 las personas que volvieron a sus casas, en su mayoría recuperados'', dijo Medina en conferencia de prensa en el complejo de Tarará -hospital, escuela y viviendas-, 20 km al este de La Habana.
Según Medina, también director del hospital, hasta la fecha recibieron tratamiento médico en Tarará 2,928 rusos (de ellos 2,715 niños); 730 bielorrusos (371) y 20,350 ucranianos (18,689). Rusia y Belarús se separaron del programa en 1992.
''Hemos atendido 332 pacientes con enfermedades onco-hematológicas'', la mayoría de ellas leucemias, y se practicaron "seis transplantes de médula ósea, dos de riñón, 16 cirugías cardiovasculares'' y más de "600 las de rehabilitación neurológica y ortopédica'', añadió.
''No hay un programa humanitario que haya durado tantos años'', añadió Medina, al destacar que el primer grupo de 139 niños con enfermedades graves procedentes de Chernobil llegó a Cuba en marzo de 1990, hace 19 años.
La doctora Nadiezda Mijailovna, quien dirige el programa por la parte ucraniana, aseguró que ''todas las personas allá valoran altamente el programa'', porque ''los pacientes reciben una atención médica de primer nivel y muchos de los niños se van totalmente curados''.
El complejo recibe anualmente entre 700 y 800 personas -actualmente atiende a 250-, la mayoría niños que sufren enfermedades como cáncer de tiroides, distintos tipos de leucemias, malformaciones congénitas, afecciones de la piel, atrofia muscular o trastornos neurológicos y sicológicos.
Muchos de los menores incluso nacieron varios años después del accidente de Chernobil, considerado la mayor catástrofe civil nuclear de la historia, ocurrida el 26 de abril de 1986.
Cuba garantiza a los enfermos alimentación, transporte, logística, servicios de salud y medicamentos totalmente gratuitos, en un ambiente de sol y playa -que es vital para su recuperación-, y Ucrania cubre el viaje a la isla, según Medina.
Fotografías: niños ucranianos en el centro de salud de Tarará, Cuba, durante la celebración de los 19 años de existencia del programa de atención médica a las víctimas del desastre de Chernobil, el 1 de abril de 2009 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...