jueves, 21 de mayo de 2009

Disminuirán las remesas este año


Las medidas adoptadas en marzo por el presidente Barack Obama, para eliminar las restricciones impuestas a los viajes y remesas por la administración Bush, aún no tienen impacto en los envíos de dinero de ese país a la isla, que incluso disminuirán este año por la crisis financiera, informaron hoy fuentes oficiales en La Habana, de acuerdo a la agencia Efe.
El presidente de la corporación estatal CIMEX, principal grupo comercial cubano, Eduardo Bencomo, indicó en conferencia de prensa que la decisión de Obama ''todavía no tiene ningún impacto'' en las remesas, que sí están ''sufriendo'' el efecto de la crisis mundial.
''El impacto de esa declaración todavía no se ha sentido, producto de que estas medidas tienen que tener una implementación técnica que las haga legal'', explicó Bencomo sobre la norma incluida en la ley de presupuesto estadounidense que relaja las regulaciones para viajar y enviar medicinas y alimentos a Cuba.
Las nuevas medidas permiten a los cubano estadounidenses viajar a la isla una vez al año y por el tiempo que quieran, en lugar de cada tres años y por solo 14 días, como estableció en 2004 el entonces presidente George W. Bush.
Según Bencomo, Cuba recibió en 2008 entre 300 y 400 millones de dólares en remesas familiares por medio de la agencia estatal Cubapack, del grupo CIMEX, que opera en conjunto con Western Union.
Explicó que la cifra total de las remesas es difícil de precisar, porque llega ''un volumen importante'' de dinero por canales informales, pero precisó que las recibidas por Cubapack en lo que va de 2009 son menores que en años anteriores.
''Por el camino que va, hasta el día de hoy, va para menos'', agregó.
Sobre la posibilidad de que Washington adopte nuevas medidas para ampliar el comercio con Cuba, Bencomo admitió que ''el elemento más importante'' en la coyuntura actual de la isla y el mundo ''es que haya una flexibilización en los términos de pago''.
''Creo que se puede mejorar un poquito, pero no mucho. Hay una limitante en esta ecuación nueva, que es la crisis'', señaló el funcionario, y apuntó que el futuro comercial con Estados Unidos puede ser "promisorio'', aunque todavía es "incierto''.
En su opinión, por el momento las medidas adoptadas por Obama solo tendrán un impacto indirecto en el comercio con Cuba, aunque reconoció que la corporación está preparada para cualquier cambio.
Indicó que CIMEX tiene ''capacidad'' para enfrentar una posible ''avalancha'' de remesas desde Estados Unidos y también puede encarar un incremento de la demanda interna, si los cubano estadounidenses aumentan su consumo en la isla.
''Ojalá se nos diera esa crisis'', dijo Bencomo sobre la posibilidad de que aparezca una "demanda altísima'', a la que haya que dar "una respuesta adecuada''.
CIMEX controla casi la mitad del mercado minorista en divisas de la isla con una red de 1,797 establecimientos comerciales y 28.300 trabajadores.
En Cuba circulan dos pesos, uno convertible en divisas y equivalente a 1.08 dólares, al cambio oficial, necesario para las compras en CIMEX, y otro que vale 25 veces menos, con el que el Estado paga a los cubanos.
Fotografía: varias personas intentan ingresar a un banco el viernes 25 de marzo de 2005 en La Habana, día en que cerraron los bancos luego del anuncio el día anterior de la revalorización del peso convertible en un 8% frente al dólar y a las demás divisas (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...