miércoles, 3 de junio de 2009

Un gesto hacia la región


La resolución adoptada por consenso en la OEA para acabar con la exclusión de Cuba de la organización fue un gesto necesario de Estados Unidos hacia la región, aseguraron este miércoles los principales negociadores de Washington en la asamblea general de San Pedro Sula, Honduras.
''Obviamente queríamos dejar claro que estábamos escuchando a la región'', aseguró el aún vicesecretario adjunto para América Latina, Tom Shannon, en conferencia telefónica con periodistas desde San Pedro Sula.
''Lideramos a otros países (...) mediante un diálogo constructivo, escuchando sus preocupaciones para que ellos estuvieran más abiertos a las nuestras'', explicó por su parte Dan Restrepo, consejero del presidente Barack Obama para América Latina.
La cláusula vigente desde 1962 que suspendió la participación de la isla en la OEA, fue levantada en una histórica decisión por consenso por los 34 miembros de la organización.
Sin embargo, la resolución aprobada este miércoles termina diciendo: ''La participación de Cuba en la OEA será el resultado de un proceso de diálogo iniciado a solicitud del Gobierno de Cuba y de conformidad con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA''.
Esa propuesta recoge esencialmente la postura de Estados Unidos desde el principio de la negociación, que en realidad se remonta bien antes de la asamblea en Honduras, enfatizaron Shannon y Restrepo.
''La mayoría de los países en la mesa querían que formáramos parte del consenso'', aseguró Shannon.
Las negociaciones se habían roto el martes en la noche. Al abandonar Honduras, para reunirse con el presidente Barack Obama de gira por Oriente Medio, la secretario de Estado, Hillary Clinton, había dejado claro que la situación no estaba suficientemente madura.
Al día siguiente la situación cambió radicalmente, narró Restrepo.
Los países que más se oponían, que Restrepo identificó con el bloque Alba (Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Honduras, Dominica y San Vicente y las Granadinas) ''sin cambiar una palabra regresaron para unirse al consenso formado por el liderazgo de Estados Unidos'', aseguró este consejero.
Los países miembros ''reconocieron que la resolución necesitaba claramente dos partes, una en la que se levantaba la suspensión, la segunda en la que se describía el proceso mediante el cual Cuba buscaría la readmisión'', añadió Shannon.
Fotografía: una mujer sosteniendo una sombrilla camina por La Habana el miércoles 3 de junio de 2009 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...