jueves, 16 de julio de 2009

Micheletti rechaza crear gobierno de reconciliación nacional en Honduras


El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, rechazó tácitamente este jueves establecer un gobierno de ''reconciliación nacional'' para resolver la crisis política, una de las propuestas adelantadas por el mediador y presidente de Costa Rica, Oscar Arias, informó la AFP.
''Nosotros no aceptamos que ningún país tiene que imponernos absolutamente nada.
Nosotros tenemos una posición y estaremos firmes y no cambiamos de ninguna manera'', respondió Micheletti en rueda de prensa, a una pregunta si se aceptaba la propuesta de Arias.
''Voy a proponer varias ideas'', dijo Arias a la radio Monumental, para ''que se pueda integrar un gobierno de reconciliación nacional'' con Manuel Zelaya como presidente.
''El restablecimiento del orden constitucional pasa por la restitución del presidente José Manuel Zelaya'', recordó Arias, quien espera ''avanzar mucho'' en la cita del sábado a la que han prometido asistir las delegaciones negociadoras de Zelaya y Micheletti.
''Nosotros respetamos la opinión de todos los ciudadanos del mundo pero igual tenemos nuestro propio sistema democrático y vamos a actuar de conformidad con la ley'', agregó Micheletti.
Se quejó que su gobierno ''está siendo agredido, directa e indiretamente, de diferentes países y estamos listos y prestos para defendernos''.
Las agresiones vienen "no sólo de los que votaron en la OEA contra nosotros sino que también están haciendo gestiones para que haya gente de otros países metidos en los asuntos internos de nuestro país'', denunció Micheletti.
Fotografía: un simpatizante del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, de la comunidad indígena de GArifuna, quema incienso en un cubo cerca de unos soldados, durante una protesta que bloquea un camino en Tegucigalpa, Honduras, el 16 de julio de 2009. El incienso se cree que sirve para alejar los malos espíritus (Rodrigo Abd/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...