jueves, 16 de julio de 2009

Sandinistas desoyeron consejos de Castro


El ministro del Interior del primer gobierno sandinista (1979-1990) Tomás Borge aseguró que muchos de los errores que se cometieron entonces se debieron a que desoyeron los consejos de Fidel Castro y lo pagaron en las urnas en 1990, según un cable de la AFP.
''A pesar de ser amigos (con Castro) no oíamos los buenos consejos. ¡Tantos errores cometidos, jodido! ¡No sé cómo estábamos tan ciegos!'', dijo Borge, uno de los nueve comandantes de la Dirección Nacional que gobernó tras el triunfo de la revolución contra el régimen dinástico de Anastasio Somoza en 1979.
''Castro nos aconsejó adelantar las elecciones al año de haber botado (echado) a Somoza, no lo hicimos y esperamos hasta 1984'', dijo Borge en una entrevista a El Nuevo Diario.
Otro consejo de Castro fue que ''elimináramos el servicio militar'', que obligaba a jóvenes desde los 16 años ir a los frentes de guerra, algo que tampoco fue seguido por la dirigencia, agregó.
''Hubo otros consejos, otras sugerencias en materia económica, un montón de cosas que ellos habían hecho en Cuba y les habían salido mal, y nosotros las repetíamos en Nicaragua sin tomar en cuenta que allá se habían remediado por la sabia visión de Fidel, pero ya ves, no le hicimos caso'', lamentó Borge.
Borge, actual embajador en Perú y único sobreviviente de los fundadores del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), estimó que la derrota electoral de 1990 fue ''una lección moral'' y ''un golpe a la arrogancia'' en que cayeron los dirigentes.
''Habíamos llegado al poder cubiertos con un aura de santidad. Eramos 'los muchachos', héroes del pueblo que habíamos liberado. Pero luego vino la guerra, las presiones, la crisis económica y los errores, y los héroes que éramos nos convertimos en reyes'', subrayó.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...