viernes, 14 de agosto de 2009

Donde la estulticia impere, donde la falta de cordura amenace, allí estará Vigilia Mambisa


La aguerrida tropa de Vigilia Mambisa volvió a la carga de nuevo. Desplegando un vigor y una actitud combativa que se aprecia en la foto, los miembros de este valioso ''grupo de apoyo al Comandante'' hicieron lo posible -y quizá hasta lo imposible- por presentar la peor imagen del exilio cubano de Miami.
Hoy viernes estos vigilantes -llamarlos mambises sería un insulto patriótico, incluso para el comentarista de este blog que no cree en patrias- destruyeron a martillazos discos del cantante colombiano Juanes y quemaron una camisa negra, en protesta por el anuncio de celebración de un polémico concierto del artista en La Habana, el 20 de septiembre.
La organización Vigilia Mambisa colocó los CD en una acera de la Calle Ocho, y procedió a hacerlos añicos, rodeados por pancartas con lemas ''Juanes, los guerrilleros sin fronteras'', ''Juanes, Olga Tañón y Miguel Bosé, traidores'' y ''Juanes, amigo de los asesinos Castro''.
En la protesta, realizada bajo el lema ''Un martillo y un disco de Juanes'', también quemaron una camisa negra en alusión al título de uno de los éxitos musicales de la estrella pop latina, ganador de doce Grammy Latinos.
''No podemos entender cómo va a cantar en la Plaza de la Revolución cuando los discursos más importantes en contra de los países democráticos fueron pronunciados ahí por (Fidel) Castro, quien ha llevado el terrorismo a Latinoamérica y otras regiones'', declaró Miguel Saavedra, presidente de Vigilia Mambisa.
La cubana Hibia Couce, por su parte, colocó en el suelo una camisa negra, la roció con un líquido inflamable y le prendió fuego.
''Esto es lo que haremos con él, quemarlo por comunista, por traidor, por terrorista, por lamerle las botas a Fidel Castro'', señaló una exaltada Couce.
A juzgar por las figuras y los rostros de los participantes en la protestas, amenazas como las anteriores no cuentan con posibilidad alguna de manifestarse. Ni las acusaciones sin sentido originarán demanda alguna ni tampoco hay que ver peligro a la vista en las inflamadas palabras que invocan a las llamas como si se tratara de un renancimiento del Tribunal de la Santa Inquisición. Pero tampoco producen risa, sino rechazo.
Ileana Curra, ex presa política cubana, portaba una pancarta con el lema ''Juanes le cantará... a la paz de los sepulcros''.
Todos estos fogosos anticastristas parecen ignorar que entre las imágenes más conocidas de la Alemania nazi se encuentran las de la quema de obras de arte.
La única esperanza en todo esto es que este grupo de manifestantes desde hace años no tiene la menor posibilidad de participar en los destinos de la isla. No deja de ser una bendición, para castristas y anticastristas por igual.
Fotografía superior: Paola Rioseco protesta contra el cantautor colombiano Juanes hoy, 14 de agosto de 2009, durante una manifestacion en la Calle 8 en Miami, organizada por cubanos exiliados que se expresaron en contra del concierto que el cantante planifica ofrecer el próximo 20 de septiembre en La Habana (Zayra Mo/EFE).
Fotografía izquierda: un grupo de cubanos exiliados queman una camisa negra simbolizando su protesta contra el cantautor colombiano Juanes hoy, 14 de agosto de 2009, durante una manifestacion en la Calle 8 en Miami (Zayra Mo/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...