jueves, 29 de octubre de 2009

El "exceso americano''


Mitos del imaginario latinoamericano, como Ernesto "Che'' Guevara, conviven con personajes como Juan y Eva Perón y el líder venezolano, Hugo Chávez, en un mural sobre el "exceso americano'' del artista argentino Marcos López, una de las estrellas de la muestra Buenos Aires Photo, en la capital argentina, informa la agencia Efe.
Suite Bolivariana es una mezcla de influencias del cómic, el pop art, el muralismo mexicano y la fotografía, explicó hoy López en una entrevista con Efe.
Junto a Carlos Gardel, al Che, al matrimonio Perón y a Chávez, el artista incluyó en el mural al mandatario bolivariano, Evo Morales, a la presidenta argentina, Cristina Fernández y hasta a la actriz estadounidense Elizabeth Taylor.
El mural, que destaca además por el uso de colores intensos, pretende ser una ''crítica poética del exceso americano'', apuntó Marcos López, quien bromeó asegurando que incluyó a ''Cristina y a Evo porque Andy Warhol no los pudo hacer''.
''Mi tema es el exceso en América Latina y además es un homenaje a toda mi generación, los años 70 revolucionarios que no sé dónde quedaron en esta época de incertidumbre'', afirmó.
La obra se ha convertido en uno de los mayores atractivos de la V edición de la muestra Buenos Aires Photo, inaugurada esta semana en el Palais de Glace de la capital argentina.
Fotografía: detalle de hoy, 29 de octubre de 2009, de la instalación Suite Bolivariana, que mezcla fotografía con pintura y escultura, y en la que están representados íconos latinoamericanos como Juan Domingo Perón, Carlos Gardel, Marilyn Monroe, Ernesto ''Che'' Guevara, y los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Evo Morales, entre otros, presentada por el fotógrafo argentino Marcos López en el marco de la exposición de fotografía Buenos Aires Photo 2009, que se lleva a cabo en el Palais de Glace de la capital argentina (Leo La Valle/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...