jueves, 29 de octubre de 2009

Halloween llega con anticipación a Miami


Un grupo del exilio cubano de Miami destruyó hoy varios ejemplares del libro de memorias de Juanita Castro, hermana de Fidel y de Raúl, y criticó al ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, por su ''acercamiento a la tiranía castrista'', informa la agencia Efe.
¿No sabe de qué grupo se trata? En realidad no hace falta mucha imaginación. Por supuesto que de Vigilia Mambisa. Su presidente, Miguel Saavedra, amenaza con convertirse en el ''comepiedra verde'' del exilio: al menor motivo tritura lo que le pongan por delante. Algo así como la versión de la furia de los placatanes imperando sobre una Gugulandia Made in Miami.
La organización Vigilia Mambisa y una decena de simpatizantes se concentraron frente al Consulado General de España en Miami, donde destruyeron, mediante una máquina trituradora, las páginas de varios ejemplares del libro de memorias Fidel y Raúl, mis hermanos: la historia secreta, que acaba de salir al mercado, agrega la nota de Efe.
La agrupación calificó de ''infamia'' el libro, en el que Juanita revela que colaboró con la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), y sostuvo que se trata de una ''biografía de la familia Castro que habla a favor de ellos''.
''La familia Castro, incluyendo a Juanita, son muy tramposos (...) y todo lo que está dentro del libro son mentiras que se burlan de la comunidad cubana'' en el exilio, dijo a Efe Saavedra.
Criticó que la biografía familiar trasmita la imagen de que ''Raúl era el bueno y Fidel el malo''. En ese sentido, Saavedra se preguntó por qué Juanita Castro no denunció la situación actual de los presos políticos y la violación de los derechos humanos en la isla.
''A nosotros no nos puede engañar. No hay condena ni acusación a los Castro'', subrayó, para agregar que ''todo lo que dice son cuentos y cantos de sirena''.
Frente al Consulado General de España, el grupo desplegó pancartas con lemas como ''Yo no creo en Juanita'' o ''Gobierno de España fuera de Cuba''.
Saavedra lanzó también duras críticas a Moratinos, al considerar que este eludió en sus viajes a la isla las violaciones de los derechos humanos y el problema de los presos políticos.
Antes que diálogo con Cuba, dijo Saavedra, se trata de un ''acercamiento'' del
Gobierno español a la ''tiranía castrocomunista'' y un intento de apuntalar los
''negocios de España con la tiranía''.
''Somos descendientes de españoles y es una vergüenza para los cubanos la forma en que están procediendo Moratinos y (el presidente español, José Luis Rodríguez) Zapatero'', aseveró Saavedra, de acuerdo a la información de Efe.
Creo que Saavedra tiene un futuro por delante, como anunciante de equipos de destrucción. Desde aplanadoras y equipos semipesados hasta simples
trituradoras de documentos de oficina, el dedicado activista puede dar cualquier demostración, ante las cámaras o en vivo.
Fotografía superior: miembros del grupo del exilio cubano Vigilia Mambisa destruyen hoy, 29 de octubre de 2009, una hoja del libro Mis hermanos Fidel y Raúl: La historia secreta, de Juanita Castro, en Miami (Gastón de Cárdenas/EFE).
Fotografía izquierda: Miguel Saavedra, presidente de Vigilia Mambisa, sostiene un ejemplar del libro Mis hermanos Fidel y Raúl: La historia secreta, de Juanita Castro, al protestar hoy, 29 de octubre de 2009, contra su publicación, frente al consulado de España en Miami (Gastón de Cárdenas/EFE).
Fotografía derecha: una integrante de Vigilia Mambisa sostiene la banderas estadounidense y cubana y un aviso en el que reza "Cuba debe ser libre e independiente'' al protestar hoy, 29 de octubre de 2009, contra la publicación del libro Mis hermanos Fidel y Raúl: La historia secreta, de Juanita Castro, frente al consulado de España en Miami (Gastón de Cárdenas/EFE).
Fotografía inferior: miembros del grupo del exilio cubano Vigilia Mambisa protestan en Miami (Gastón de Cárdenas/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...