jueves, 1 de octubre de 2009

Obama tiene amplio margen para flexibilizar el embargo


El presidente Barack Obama tiene un amplio margen para flexibilizar el embargo contra Cuba, pero sólo puede eliminarlo si determina que en la isla hay un ''gobierno democrático'', señaló un informe de la oficina estadounidense de auditoría gubernamental (GAO) divulgado el jueves.
El informe fue recibido con agrado por legisladores tanto demócratas como republicanos, quienes vieron en el texto lo que puede ser ''una hoja de ruta'' para poner fin a lo que calificaron de ''política fracasada'' de Estados Unidos hacia Cuba, vigente por casi medio siglo, informa la AFP.
''El Presidente tiene discrecionalidad para flexibilizar más las restricciones sobre los viajes, las remesas, los regalos y el comercio con Cuba'', señaló el informe de GAO.
Obama, quien preconiza una política internacional de diálogo, anunció en abril el levantamiento de todas las restricciones de viajes, vigentes desde hacía tres décadas, y liberó el envío de remesas para los cubanoestadounidenses con familia en Cuba, en una primera señal de su gobierno hacia La Habana.
El 3 de septiembre, el Departamento del Tesoro -garante de las sanciones contra Cuba- materializó el anuncio de Obama, al flexibilizar su régimen de restricciones de viajes y envío de remesas, así como abrir la posibilidad de que empresas de telecomunicaciones hagan negocios con Cuba.
Pero Obama ha sido firme en señalar que no levantará el embargo hasta que en Cuba no haya una democracia.
Según el informe de GAO, el mandatario podría flexibilizar aún más el embargo, al otorgar un permiso general a personas que actualmente necesitan una licencia específica para viajar a Cuba, como periodistas, académicos o estudiantes.
Asimismo, puede aumentar el monto permitido que puede llevar una persona que viaje a la isla, actualmente de 3,000 dólares.
Más importante aún, Obama podría permitir la entrada a puertos estadounidenses de aquellos barcos que hayan tocado costas cubanas en los últimos 180 días, lo que aligeraría el comercio.
Para levantar el embargo, no obstante, se necesitan ''ciertos cambios políticos en Cuba'', dice el informe.
Bajo la ley Libertad, también conocida como Helms-Burton, que entró en vigencia en 1996, de existir un gobierno de transición en la isla, el presidente puede suspender el embargo.
''Libertad también establece que si se determina que llega al poder un gobierno elegido democráticamente en Cuba, el presidente debe tomar medidas para poner fin al embargo'', señala el informe.
Si no hay un régimen democrático en Cuba, el presidente no está autorizado a levantar el embargo, a menos de que el Congreso revoque la ley Helms-Burton, señaló GAO.
''Es nuestro deseo que este informe de GAO sirva como una hoja de ruta para finalmente rechazar una política fracasada y anticuada que no ha resultado en ningún avance para el pueblo cubano o estadounidense'', expresó el congresista demócrata Charles Rangel.
''Si de verdad queremos impulsar las reformas democráticas en Cuba, necesitamos probar un nuevo enfoque'', dijo por su parte el legislador republicano Jeff Flake Este informe es divulgado luego de la visita de seis días a Cuba a mediados de septiembre de una funcionaria del Departamento de Estado para tratar el restablecimiento del servicio de correo directo entre ambos países, pero también abordó otros temas con miembros del gobierno cubano y se entrevistó con disidentes.
La subsecretaria adjunta para América Latina, Bisa Williams, es la funcionaria norteamericana de más alto rango en viajar a Cuba desde 2002.
Fotografía: cubanos hacen cola frente a una oficina de la empresa telefónica para adquirir celulares y otros accesorios el 11 de agosto del 2009 (Freelance/The Miami Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...