martes, 24 de noviembre de 2009

Primera escuela de negocios en La Habana

Alta Dirección Business School (ADEN), una escuela de negocios argentina, ha logrado abrir sus puertas en La Habana, y se ha convertido en la primera business school de la historia cubana. En mayor se graduarán los primeros alumnos que recibirán una maestría en administración de negocios (MBA) de esa institución.
A continuación, Cuaderno de Cuba reproduce un comunicado de prensa recibido al respecto:
El jueves 29 de Octubre comenzó sus actividades en La Habana ADEN Business School -Universidad Alta Dirección-, la primera y única escuela de negocios que funciona en Cuba.
ADEN es una institución con visión global y un fuerte anclaje en Latinoamérica, donde ya ha capacitado a más de 25,000 ejecutivos.
Nació hace 16 años en Mendoza, Argentina y comenzó su proceso de expansión internacional en 2002. Hoy cuenta con centros de capacitación en 14 países, un faculty de 148 profesores y da empleo a 170 personas en las distintas ciudades en que opera.
Además, ha realizado alianzas estratégicas con prestigiosas universidades de Estados Unidos y Europa, como The George Washington University, MIT, University of San Francisco, Stetson University, Universidad Francisco de Vitoria y Universitat Internacional de Catalunya, entre otras.
El programa de lanzamiento, ¿Cómo hacer negocios con Cuba, una visión actual para el comercio internacional con la isla?, dictado en alianza con la Cámara de Comercio de Cuba, está dirigido a 40 ejecutivos y empresarios cubanos y 20 ejecutivos provenientes de toda Latinoamérica.
ADEN abre orgullosamente sus puertas a Cuba, con la intención de enseñar modelos de eficiencia para organizaciones, ya sea privada, mixta o pública, a través del estudio y aplicación de las mejores y más avanzadas herramientas de management. ADEN es consciente de que las Escuelas de Negocios representan un verdadero paradigma del régimen capitalista, pero cree en la educación como parte esencial del desarrollo individual y colectivo y en su papel indispensable como motor de cambio. ADEN estima que puede ser de particular ayuda en una instancia en que Cuba se encuentra en un momento de trascendencia máxima dentro de su reciente historia, fruto de los diversos procesos internos que apuntan a una transición política pacífica y una liberalización de sus fuerzas productivas.
ADEN Business School es ajena a cualquier finalidad política e independiente de cualquier gobierno o partido. Su actividad no supone juicio alguno sobre el gobierno o régimen político imperante en ninguno de todos los países en los que se encuentra. No es partidaria del recorte de libertades políticas ni de las restricciones a la actividad empresarial, pero no se inmiscuye en asuntos políticos de los países donde ofrece sus servicios. Del mismo modo, ADEN desempeña su labor libre e independientemente de poderes políticos, de los que no acepta intromisiones operativas. Si su actividad se viese condicionada, manipulada o prohibida por actores políticos cubanos de cualquier signo, se vería obligados a retirarse del territorio cubano.
Fotografía: vista general de la ciudad de La Habana, el 23 de noviembre de 2009, desde un lado de la bahía (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...