miércoles, 23 de diciembre de 2009

Receso por nieve

La nevada del domingo en Madrid hizo que el lunes perdiera mi vuelo de conexión en New York, al llegar a esta ciudad con cuatro horas de retraso.
Esto me ha obligado a permanecer en New York hasta el viernes, que viajo a Miami.
Por supuesto que verse obligado a permanecer en New York no es un castigo ni nada parecido, pero me aleja un poco de mis actividades cotidianas. Como verán, no estoy colocando comentarios, algo que ya desde España venía realizando con menos frecuencia que la habitual.
Felices fiestas a todos los lectores.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...