martes, 29 de diciembre de 2009

Setenta años entre plumas y lentejuelas








Tropicana atrajo a 200,000 visitantes en 2008, el mejor año de su historia, según David Varela, su director desde 2003. Este año, la crisis mundial y la gripe porcina conspiraron para desinflar ese número hasta unas 150,000 personas.
El cabaret puede tener sentadas hasta 1,500 personas, aunque la capacidad normal es de unos 850 asistentes, que pagan 80 dólares por un espectáculo con cena incluida. Es la salida nocturna más cara de la ciudad. Los números comienzan a las 10 de la noche y siguen hasta tarde.
Fotografías: gala de celebración por el 70 aniversario de Tropicana (Franklin Reyes/AP) .

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...