sábado, 9 de enero de 2010

Las amantes de Harold Pinter


El dramaturgo británico Harold Pinter, premio Nobel de Literatura 2005, tuvo una relación sentimental clandestina con una mujer estadounidense en los años sesenta al tiempo que engañaba a su mujer de entonces con otra amante, informa la agencia Efe.
Así lo revela hoy el diario The Daily Telegraph, que afirma que este es un secreto que el escritor se llevó a la tumba en 2008, después de haber revelado en vida su relación con la periodista Joan Bakewell mientras estaba casado con la actriz Vivien Merchant.
Este triángulo amoroso es sacado a la luz por Barbara Stanton, una mujer que estaba muy bien relacionada en los círculos sociales neoyorquinos y que afirma haber tenido una relación de años con el famoso dramaturgo.
Según Stanton, los dos se conocieron cuando él dirigía una obra de teatro en Broadway en 1968 y no fue una atracción del momento.
Incluso ella quedó embarazada, pero el escritor la ayudó a que viajara al Reino Unido para abortar porque la terminación del embarazo era ilegal en Estados Unidos.
''No fue una cosa del momento entre él y yo. Duró muchos, muchos años'', relata la mujer al diario.
''Harold no sólo era un escritor maravilloso, sino un ser humano maravilloso. El fue uno de los mejores, muy generoso, un hombre maravilloso'', insiste Stanton, de 77 años.
Esta mujer hizo ya referencias a esta relación en una autobiografía, Hard Candy, publicada hace veinte años, pero ha ocultado, hasta ahora, la identidad del dramaturgo y se refería a él como un editor.
Según relata, ella se ''enamoró'' enseguida de Pinter y, en 1969, quedó embarazada, pero los médicos le dijeron que el embrión estaba muerto y tenía que esperar un aborto natural porque la terminación del embarazo era ilegal en Estados Unidos.
De esta manera, el dramaturgo la ayudó a viajar al Reino Unido para que abortara, aunque evitó verla para no ser reconocido.
The Daily Telegraph afirma que ella aceptó las excusas, pues: ''mi (hombre) inglés era civilizado. Un caballero de las palabras y de los juegos. Bueno en todo...''.
Stanton no revela cuándo acabó la relación y, al ser preguntada si continuó cuando Pinter conoció a su segunda mujer, Antonia Fraser, contesta: ''Lo nuestro fue importante, una buena amistad y eso siguió durante mucho tiempo''.
El diario dice que antes de conocer a Pinter, Stanton estaba casada con el bailarín de Broadway Nick Condos.
La relación Pinter con Joan Bakewell duró desde 1962 a 1969 mientras estaba casado con Merchant, de la que se divorció en 1980 para casarse con Antonia Fraser.
Fotografía superior: el dramaturgo Harold Printer en esta foto del 17 de octubre de 1973 en Nueva York (Archivo/AP).
Fotografía izquierda: la escritora británica y viuda de Harold Pinter, Antonia Fraser, habla el jueves 7 de enero de 2010, durante la presentación de su nuevo libro Must you go?. My life with Harold Pinter en el colegio de San Idelfonso, en Ciudad de México (Mario Guzmán/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...