viernes, 14 de mayo de 2010

Sin pensarlo mucho, a llenar la matrícula


El presidente de Vigilia Mambisa, Miguel Saavedra, sin parentesco con el escritor español, aparece dudoso ante lo que pudiera ser una planilla de matrícula para cursar estudios, quiero suponer de gramática y redacción.
Ante la falta de sintaxis, los errores de concordancia y las palabras mal escritas y peor utilizadas del último llamado de su organización, creo que no cabe la duda sino la acción inmediata: a matricularse cuanto antes.

(Fotografía: Roberto Koltun/El Nuevo Herald)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...