martes, 11 de mayo de 2010

Mio caro legislador


El estado de la Florida pagó $364,000 por los gastos legales de las agencias de viajes a Cuba que derrotaron en corte unas enmiendas que les hubieran exigido un aumento sustancial de depósitos de garantía, de acuerdo a una información aparecida en El Nuevo Herald el martes.
Esto quiere decir que nosotros, los contribuyentes, hemos perdido $364,000 gracias la ignorancia y demagogia del representante estatal David Rivera.
Un juez federal ordenó el pago en marzo al considerar que ciertas enmiendas al Sellers of Travel Act, que regula los viajes a Cuba, eran anticonstitucionales. La propuesta había sido patrocinada por Rivera.
Las enmiendas requerían que las compañías que ofrecen viajes a Cuba u otro país considerado ''terrorista'' abonaran un depósito de garantía de $100,000 o $250,000. El depósito actual es de $25,000.
El juez Alan S. Gold, de la corte del distrito sur de la Florida, desestimó las enmiendas el año pasado. El estado no ha apelado la decisión.
Sin embargo, Rivera considera que aún no ha despilfarrado suficiente dinero de los contribuyentes.
''Esta ley fue aprobada unánimemente por la Cámara de Representantes y por el Senado y fue firmada por el gobernador'', dijo Rivera. ''Estoy seguro de que todos estamos de acuerdo en que el fallo del juez fue un error y por eso espero que el estado siga contemplando una apelación''.
Rivera cree que un congreso estatal dominado por los republicanos y un gobernador republicano hicieron bien al intentar entrometerse en los asuntos federales. Como si la Florida fuera la república bananera que ellos se empeñan en sostener en Miami.
Por su parte, el juez Gold dijo que las enmiendas habían sido concebidas ''para terminar u obstaculizar seriamente los viajes licenciados federalmente de la Florida a Cuba, y que tal ley no es sólo una decisión estatal para proteger al consumidor sino también una declaración política de condena a Cuba''.
Ira Jay Kurzban, el abogado que representó a las compañías, dijo que recibió el pago la semana pasada. ``Estamos en una situación en este estado en que nuestros legisladores hacen cosas por motivos políticos incorrectos, y le está costando un montón de dinero al estado'', dijo Kurzban. ''En un estado que obviamente carece de fondos para educar a nuestros hijos, estos legisladores están fuera de control''.
En una columna publicada el 19 de abril, escribí que Rivera tenía una con una vocación especial para patrocinar leyes que luego las cortes echan abajo.
Ese es el problema del legislador David Rivera, que siempre quiere jugar a la política nacional, mientras en Miami y en la Florida se acumulan los problemas.
Rivera lleva años tratando de compensar, con su demagogia y politiquería, su mediocre actuación como legislador.
También escribí que los millonarios recortes al presupuesto estatal han afectado básicamente a las escuelas, universidades, centros de salud y proyectos ambientales del sur de la Florida. Las escuelas de Miami-Dade y Broward se han visto perjudicadas por las rebajas.
Mientras todo esto ha ocurrido -agregaba en mi columna-, políticos como Rivera han continuado llamando la atención con propuestas baladíes, que la prensa local refleja en detalle y pueden resultar gratas a los oídos de un grupo de exiliados cubanos que se aferran emocionalmente a formas caducas de lucha contra el castrismo.
Rivera se ha mantenido activo en la puesta en práctica de medidas destinadas a la confrontación con el gobierno de La Habana, sin importarle mucho la efectividad de las mismas y guiándose simplemente por los mismos conceptos caducos que han llevado al fracaso del sector más intransigente y ultraderechista del exilio cubano.
Estoy esperando que alguien en el periódico me comente al menos lo acertado de mi artículo, que se ha visto corroborado con este fallo judicial.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...