lunes, 21 de febrero de 2011

¿Reagan el mejor?, por favor

Ronald Reagan es considerado el mejor mandatario de Estados Unidos, según una encuesta publicada por la consultora Gallup, coincidiendo con la celebración del Día de los Presidentes.
Ceo que el significado más importante que se desprende de esta encuesta es no solo la poca memoria de los estadounidenses, sino el valor de la propaganda.
“Los estadounidenses tienden a mencionar a los presidentes más recientes, algo que no es una sorpresa ya que el estadounidense medio durante se vida escucha mucho sobre los presidentes en el cargo, pero comparativamente poco acerca de los presidentes históricos muertos hace tiempo”, indica Gallup.
De hecho, cuatro de los cinco presidentes más recientes están entre los mejores 10 presidentes de la lista de este año, el actual presidente, Barack Obama, su predecesor George W. Bush (2001-2009), Clinton y Reagan.
Los expertos consideran que las recientes celebraciones del centenario del nacimiento de Reagan han contribuido a fomentar la percepción positiva del expresidente.
Reagan ha sido recordado con actos en todo el país por sus planes económicos para encarrilar el país en la prosperidad, en un momento en el que EEUU vive una profunda crisis, o el discurso en la puerta de Brandemburgo de 1987, en el que invitó al líder soviético Mijaíl Gorbachov a derribar el Muro de Berlín.
Por duodécimo año consecutivo, Reagan, que dirigió el país entre 1981 y 1989, fue reconocido con esta distinción, seguido muy de cerca por el presidente número 16, Abraham Lincoln (1861-1865), recordado como el impulsor de la unidad del país y el precursor del abolicionismo, y de otro más moderno, el número 42, Bill Clinton (1993-2001).
Todo parece indicar que los estadounidenses han olvidado la profunda crisis económica ocurrida durante el mandato de Reagan, su marcha atrás en sus planes económicos y su rechazo inicial a Gorbachov. Nada, que el olvido de la historia, o en la historia, puede ser equivalente al mayor de los perdones.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...