martes, 15 de marzo de 2011

De mal para peor


Los esfuerzos para destituir al alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Alvarez, pueden tener un resultado funesto: la elección de Julio Robaina como sustituto en el puesto.
Robaina ha declarado que propone fortalecer la transparencia administrativa y la disciplina fiscal. En un político con su historial, lo de transparencia no hace más que producir una mueca cínica. Su declaración sobre disciplina fiscal debe leerse como una acción deliberada a quitarle impuestos a los ricos, recortar programas sociales y favorecer a los poderosos. Una version Tea Party para el condado.
A esto se debe añadir que Robaina es un político local con pretensiones de presidente de república bananera.
Fue el alcalde de Hialeah, Julio Robaina, quien propuso solicitar al Congreso de Estados Unidos que prohíba la entrada de artistas y músicos cubanos que viven en la isla.
Robaina ha dicho que “el intercambio aprobado a mediados de 2009 por la administración del presidente Barack Obama ha servido como un elemento provocador contra la comunidad cubana en Miami”.
De ser elegido alcalde de Miami-Dade, sus ambiciones de censor se verán incrementadas.
Fue Robaina también quien se presentó en un evento en el Big Five Club para homenajear a Luis Posada Carriles y recaudar más fondos para su defensa legal durante su actual juicio por perjurio en El Paso, Texas.
“Es sumamente importante mandar un mensaje de unidad, que estamos apoyando a un héroe de nuestra patria”, dijo Robaina a El Nuevo Herald al inicio del evento.
Si esta ciudad llega a elegir a un hombre que cataloga a un terrorista de patriota y héroe cubano será una verdadera vergüenza.
Al final la culpa va recaer en Norman Braman, el millonario detrás de los esfuerzos por destituir al alcalde de Miami-Dade.
“Asumo mi responsabilidad como ciudadano muy seriamente. Como hijo de inmigrantes, valoro la democracia y veo una maravillosa comunidad que me preocupa. Eso fue lo que me motivó”, dijo hoy Braman, según El Nuevo Herald.
Esa responsabilidad incluye prestarse a un rejuego político que puede tener consecuencias muy negativas para esta ciudad.
Fotografía: el alcalde de Hialeah Julio Robaina.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...