martes, 22 de marzo de 2011

Prepotencia


Hay algo zafio en la actitud del Gobierno cubano de adecuar el calendario de las liberaciones de presos políticos no a una táctica sino a un capricho.
Lo que pudiera haber sido una maniobra cautelosa, determinada por una liberación escalonada, ha quedado subordinada al deseo expreso de demostrar que es el gobierno de la isla quien dirige el proceso.
¿Pero hay algo nuevo en ello? Se sabe que fue la Plaza de la Revolución quien fijo la agenda, estableció el calendario y escogió los interlocutores. Lo demás es escaramuzas de momento y críticas y reconocimientos con poca justificación.
Lo anterior no le resta méritos al papel de la Iglesia Católica ni echa a un lado que las condenas fueran injustas. Pero atribuir la puesta en marcha del proceso solo a la presión internacional, la muerte de Zapata, la huelga de Fariñas, las marchas de las Damas de Blanco y los actos de condena a la represión castrista en Miami u otras ciudades de Estados Unidos, es pecar de inocencia en el mejor de los casos o tratar de arrimar la sardina a la brasa en la mayoría del resto.
La realidad es que no solo la voluntad, sino planes específicos para el proceso de liberación de los detenidos estaban en marcha, y eran conocidos fuera de la isla, con anterioridad al fallecimiento de Zapata Tamayo.
Sin embargo, nada de lo anterior justifica la actitud miserable de un gobierno que incluso la semana pasada prefirió mantener en prisión a los dos disidentes cuya liberación acaba de anunciar hoy martes, y por lo tanto desencadenar las actividades de las Damas de Blanco ―que no pudieron salir de la vivienda de Laura Pollán y los consecuentes actos de repudio.
En todo caso, fue un gesto de prepotencia no liberar a todos los prisioneros de la llamada “Primavera Negra”  antes de cumplirse el octavo aniversario de los arrestos.
Fotografía: un grupo de las Damas de Blanco sale el viernes 18 de marzo de 2011, a la puerta de la casa de Laura Pollán, líder de este grupo femenino que reclama la libertad de los presos políticos en Cuba y donde se reunieron para conmemorar el octavo aniversario de la ola represiva de la "Primavera Negra" de 2003.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...