jueves, 25 de agosto de 2011

Una propuesta sin sentido


Dice Ileana Fuentes en un artículo:
''Pues bien: yo tengo la solución salomónica para la encrucijada de Pablo Milanés. Yo le sugiero que además de un espectáculo cultural, haga un acto público de buena voluntad: establecer con sus ingresos y ganancias del concierto de Miami un Fondo Benéfico Pro Madres Cubanas Negras. Acto de solidaridad cubana y –muy importante– racial que lo hará más grande''.
El problema es que la propuesta carece de sentido.
Según la ley del embargo, los músicos y artistas cubanos que se presentan en Estados Unidos no pueden recibir pagos o compensación en dinero. El gobierno estadounidense les otorga un permiso de trabajo temporal y las empresas promotoras están autorizadas únicamente a costearles los pasajes y pagarles viáticos de unos $80 diarios.
Así que una mejor sugerencia sería pedir la eliminación de la ley del embargo, para luego pedir a Pablo Milanés donaciones, que por otra parte deberían ser para las madres cubanas de cualquier color.
Por otra parte, imagino que Milanés debe estar fatigado ante tantas propuestas sobre lo que hizo, lo que no hizo, lo que debiera hacer y lo que sería mejor que hiciera. ¿Por qué no lo dejan tranquilo? No es más que un artista. Aunque en algún momento él también tuvo esos sueños de cantor latinoamericano y quizá es por ello que nos lo tomamos tan en serio
El texto de la columna de Fuentes puede leerse en El Nuevo Herald. Luego apareció reproducida aunque con otro título, en Diario de Cuba.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...