viernes, 16 de diciembre de 2011

Votación dividida


Unidos en las declaraciones, pero no a la hora de votar.
David Rivera votó no a la aprobación de un proyecto de ley bipartidista destinado a evitar el cierre del Gobierno federal por falta de fondos.
El último escollo que tuvo que superar el proyecto fue que los republicanos retiraran una enmienda propuesta por el legislador Mario Díaz Balart, que hubiera retrotraído la situación de los viajes y el envío de remesas a Cuba al estado en que se encontraban durante el gobierno del ex presidente George W. Bush.
Mientras que los legisladores de origen cubano se mantuvieron unidos en los días previos a la votación final en su apoyo a la enmienda de Díaz Balart, cuando ésta fue finalmente retirada y se enfrentaron al voto, actuaron de forma distinta.
Tanto el promotor de la media, Mario Díaz Balart, como Ileana Ros-Lehtinen y Albio Sires votaron a favor del proyecto. Solo Rivera fue consecuente y votó en contra.
En una declaración de prensa, la oficina del congresista Díaz Balart criticó al presidente Barack Obama y lo llamó ´´Pacificador en Jefe´´. Sin embargo, el comunicado omitió mencionar el voto del representante floridano. Entonces no resulta extraño que alguien podría pensar que, aunque el legislador se quedó corto, y no llegó a triunfar su enmienda, podría aspirar al título de ´´marrullero en jefe´´
Con 296 votos a favor y 121 en contra, los legisladores aprobaron el principio de acuerdo alcanzado para financiar la mayoría de las agencias de la burocracia federal en lo que resta del año fiscal 2012 (que abarca de principios de octubre a finales de septiembre) y cuyos fondos se agotaban esta medianoche. Para ver los detalles de la votación, pulse aquí.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...