Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

El mayo español

Imagen
Impúdica y rutinaria, la televisión cubana parece darse gusto con las imágenes de los españoles protestando. El propio Fidel Castro escribió, con una mezcla de ironía y vieja retórica: “¿qué pasará en España donde las masas protestan en las ciudades principales del país porque hasta el 40% de los jóvenes están desempleados, para citar solo una de las causas de las manifestaciones de ese combativo pueblo? ¿Es que acaso van a iniciarse los bombardeos a ese país de la OTAN?“. Pues bien, no se sabe lo que va a pasar. Lo que sí está más claro es lo que no va a pasar. Y lo que no va a pasar es que este movimiento que cobra fuerza por día, y surgió espontáneamente a partir de las manifestaciones populares del domingo 15 de mayo en 50 ciudades españolas, se diluya en otro domingo, el 22 de mayo, tras las elecciones autonómicas y municipales. Las manifestaciones ―hablar de movimiento es aún demasiado arriesgado― fueron convocadas en su inicio por una pequeña organización de apenas unos meses d…

Un documento contrarrevolucionario

Imagen
Un documento contrarrevolucionario recorre la isla de Cuba. Es la versión, aprobada en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, de las propuestas de reformas económicas y del final de una larga serie de prohibiciones, que durante décadas han imperado en el país. El documento ha dado lugar a crecientes expectativas, desde el poder vender viviendas y automóviles hasta la posibilidad de viajar al extranjero como turista, pero seguramente también ha hecho pensar a muchos sobre el absurdo de un gran número de medidas que por años han restringido la vida de los cubanos. ¿Por qué abolirlas ahora y no hace treinta o cuarenta años? ¿Por qué surgieron en primer lugar? Todos estos años destinados a complacer el ego de Fidel Castro o su afán de figurar en la historia mundial. ¿Valió la pena tanto sacrificio que al final ha resultado absurdo? La respuesta a estas preguntas no se encuentra solo en el mecanismo de un régimen que ha sabido desarrollar un mecanismo de represión casi perfecto, qu…

París con aguacero

Imagen
Midnight in Paris es una nueva desilusión en la carrera de Woody Allen. Desde hace algún tiempo, los fanáticos ―no creo que en la actualidad nadie vea una película de Allen que no sea un fanático― nos hemos acostumbrado a una serie de obras menores, como si se tratara de una nueva etapa de su filmografía que ya no tiene marcha atrás. Algunos de esos filmes menores están a un punto de desmentir la clasificación, como Match Point y la mayoría de las veces se sitúan entre éste y lo más bajo de la escala, acompañando a Hollywood Ending y Small Time Crooks, pero ninguna alcanza el nivel de Sweet and Lowdown, que hasta ahora constituye el canto del cine de un director que se mantiene produciendo, algo que se le agradece porque trasciende los desniveles y las valoraciones críticas. Uno de los problemas con Midnight in Paris es que uno tiene que aceptar y rechazar por completo el filme. No hay términos medios, o se admite como una película destinada a convertirse en un filme de culto o se rech…

Sin mojitos y a la sombra

Imagen
Hay una distancia cada vez mayor entre los métodos represivos utilizados por el gobierno cubano y la actividad que despliegan los blogueros en la Isla. Mientras el régimen permanece enclaustrado en sus formulas tradicionales ―encierros, amenazas y prohibiciones―, un grupo cada vez más numeroso se dedica fundamentalmente a divulgar denuncias, dar a conocer actividades y establecer una visión alejada tanto de lo que puede considerarse una disidencia tradicional como de las aspiraciones del exilio más conservador de Miami.
Aunque muchos de estos nuevos opositores son jóvenes, no es la edad el factor determinante a la hora de caracterizarlos, sino su actitud más desenvuelta y el dejar a un lado categorías ideológicas, embriones de partidos políticos y la formación casi a diario de una nueva organización para darla a conocer en esta ciudad.
De hecho, muchos de ellos pueden ser considerados opositores por su rechazo a un régimen que los asfixia, no por perseguir un programa de gobierno ni por…

Peces corruptos

Imagen
Desde que inició su ascenso a la soledad en la cumbre del poder absoluto en Cuba, Raúl Castro lanzó una campaña contra las más diversas formas de corrupción —que imperan tanto en los negocios y asuntos nacionales como en los internacionales— y los robos al Estado. Aunque este empeño ha tenido una gran repercusión, tanto en la isla como en el extranjero ―y de vez en cuanto se conoce que importantes figuras del régimen son investigadas, se encuentran detenidas o separadas de sus cargos―, la campaña contra la corrupción y el robo enfrenta graves dificultades. Cabe además la sospecha que su triunfo está muy lejano o es imposible bajo el actual régimen. En primer lugar porque esta corrupción no brota del aire. Forma parte de la esencia del sistema imperante en Cuba, que admite ser catalogado de dictadura militar corrupta. Con su vida fundamentada sobre el principio de la escasez, tanto económica como sicológica, a partir del 1de enero de 1959 el cubano comenzó a vivir presa de la corrupción, q…