lunes, 11 de junio de 2012

En contra de los gays y a favor de Pinochet


Eladio José Armesto, vice decano del “Colegio Nacional de Periodistas de la República de Cuba en el Exilio” ⎯las comillas son porque de Colegio tiene poco y su representación a nombre de los periodistas cubanos exiliados es nula ⎯ envió una carta para ser leída durante el homenaje a Augusto Pinochet en Chile.
“Si Chile es lo que es, es gracias a Pinochet”, señala la misiva que Armesto dirigió a los presentes y en la que pidió justicia y libertad para todos los ex miembros de las Fuerzas Armadas encarcelados, ante lo cual la concurrencia gritó al unísono “Libertad a Corbalán”, en referencia al jefe operativo de la disuelta Central Nacional de Informaciones (CNI), quien cumple diversas condenas por crímenes contra disidentes a la dictadura, en el penal de Punta Peuco.
En su carta Armesto denuncia que Corbalán Castilla sufre una “injusta prisión vergonzosa por haber defendido la libertad”, pidiendo además “libertad para todos los ex miembros de las Fuerzas Armadas y prisioneros políticos”.
Hay un sector ultraderechista del exilio de Miami que se empeña en mantenerse activo defendiendo las peores causas, desde “exigir” la libertad de anticastristas que cumplen prisión en cárceles norteamericanas, por haber cometido actos terroristas en este país, hasta apoyar asesinos fascistas en Chile.
Armesto, dado a la escritura exaltada y la prosa desbordada de adjetivos, es al parecer el presidente del Festival Internacional del Gran Cine Hispanoamericano ⎯la ultraderecha de Miami parece no tener límites para eso de los nombres grandilocuentes⎯, que premió el documental del chileno Ignacio Zegers, el cual se proyectó en el acto homenaje a Pinochet.
Hay otro título que distingue a Armesto, y es el de ser uno de los activistas religiosos más anti-gay que la comunidad hispana conoce.

Armesto fue la figura principal en una campaña que en 2002 trató de revocar una enmienda a la ordenanza de derechos humanos del condado,  que prohíbe discriminar por orientación sexual. La ordenanza fue ratificada por los votantes de Miami-Dade.
Estos exiliados  cubanos favorables al asesino Pinochet (un tal Joseph Torres, presidente de la juventud cubana en el exilio también participó en el acto) no hacen más que manchar la imagen de la comunidad cubana en Miami y brindarle argumentos al régimen de La Habana. 
Si bien otros exiliados cubanos negaron apoyo al acto de homenaje a Pinochet en Chile, de nuevo ha salido a relucir esa conexión que en una época existió con fuerza entre las dictaduras militares latinoamericanas y el exilio cubano en Estados Unidos.
Hay que destacar también que el partido Cuba Independiente y Democrática y el movimiento Cubanos por la Democracia, con sede en Chile, negaron el sábado haber manifestado su apoyo al homenaje y expresaron su rechazo a cualquier vinculación con éste.
Los asesinatos y las torturas trascienden las ideologías. Lamentablemente en esta ciudad algunos aún no le entienden así, y simpatizan lo mismo con terroristas que con criminales.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...