miércoles, 9 de abril de 2014

El dólar y los viajes


Uno de los problemas fundamentales, a enfrentar en cualquier posible conversación entre Washington y La Habana, es el dólar. El embargo comercial impuesto por Washington no permite al gobierno cubano llevar a cabo transacciones con esta moneda.
Hay un conjunto de normas —las cuales a través de los años han resultado ser poco útiles para el avance de la democracia en Cuba— que dificultan en buena medida las transacciones económicas internacionales de la isla en el exterior.
Esto es en gran parte el resultado de acciones políticas y electorales llevadas a cabo en Washington.

Toda la compleja trama del dólar norteamericano en la economía cubana, que es legal en Cuba pero no circula, con el que se pagan las compras en artículos norteamericanos, pero no sin antes una conversión de otras divisas —debido a lo cual hay por supuesto un costo— se convertiría en un aspecto de magnitud aún mayor si se flexibilizan los permisos o se permiten en general los viajes de los estadounidenses a la isla.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...