viernes, 12 de diciembre de 2014

Girando en torno a Chávez


Caracas quiere difundir el pensamiento de Hugo Chávez, algo así como promover la venta de latas de aire sin aire.
El Gobierno venezolano solicitó el viernes el apoyo a cientos de intelectuales reunidos en Caracas para la difusión del pensamiento del fallecido mandatario, para que las ideas del impulsor de la Revolución Bolivariana sean conocidas más allá de las fronteras del país caribeño.
Sin embargo, basta revisar someramente la lista con los nombres de algunos de los invitados — el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, el español Ignacio Ramonet y la colombiana Piedad Córdova— para ver que solo se trata de otra actividad de turismo político barato.
Hay en Venezuela un Instituto de Altos Estudios del Pensamiento de Hugo Chávez,  que lo preside, por supuesto, el hermano del exgobernante: Adán Chávez.
¿Qué se estudia allí, en ese sitio de nombre tan pomposo? Bueno, salvo que lo de alto obedezca que el edificio esté situado en algún cerro, pocas son las razones para buscar altura en el pensamiento de Chávez. Porque si algún legado contiene el chavismo, es ser una idolatría típica latinoamericana, que no llega a mucho y es incapaz de acciones decisivas.
Una de las tareas “fundamentales” emprendidas desde este instituto, dijo Adán Chávez, es que la cátedra “Hugo Chávez Frías” sea “abierta e itinerante (…) a nivel nacional e incluso internacional con el apoyo de todos ustedes”.
El también gobernador del estado de Barinas, de donde es originaria la familia Chávez, hizo estas declaraciones durante el X Encuentro de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, que comenzó el jueves en Caracas y que se prolongará hasta el sábado.
Indignación debe causar a los venezolanos que, en medio de la crisis económica que afecta al país, la escasez rampante y los precios del petróleo en caída libre, todavía se despilfarren recursos en este tipo de demagogia vulgar.
El mayor de los hermanos Chávez indicó que en este instituto están comenzando un camino de investigación, difusión y defensa del “legado” de Chávez que, afirmó, “está relacionado directamente con lo que es la defensa de la humanidad”.
Pero, ¿qué se va a investigar? ¿Dónde están esas ideas? Pues en realidad no existen en parte alguna. Ese mejunje que se llama “Socialismo del Siglo XXI” no puede aspirar siquiera a ser considerado retahíla de nombres. Es simplemente una frase vacía, una amalgama con la cual intentó acuñar su sistema de gobierno e ideología.
Al final, de lo que se trata es de una feria de vanidades, exhibición de egos y cháchara chavistas. Ni van a convencer a nadie ni lo pretenden. Solo pasarla bien, justificar sueldos y prebendas y aprovecharse de lo que se encuentre
La Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad comenzó en 2004 como una iniciativa del entonces presidente Chávez con el objetivo de “trazar estrategias de resistencia a los intentos de hegemonía mundial” con especial acento “en la independencia de los pueblos”.
En sus orígenes era claro que lo que buscaba Chávez era reverdecer laureles al estilo de los “encuentros entre intelectuales”, de la época en que una ideología llamada comunista reinaba en medio mundo. Era una ilusión vana, pero tenía petrodólares para derrochar, la esperanza de una vida por delante y una obstinación demostrada en llegar al poder que había dado sus frutos. Ahora ya nada de eso existe. Más de
de 200 invitados de 30 países se dedicarán por algunos días a esta especie de ejercicio postrero, como disco en un viejo gramófono que aún gira, aunque sabe que se le acaba la cuerda.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...