Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

La muerte de un Castro

Imagen
Ramón Castro Ruz falleció el martes en Cuba y sus restos fueron cremados. Tenía 91 años. Así de rápido, justo de sencillo. Aunque nunca tuvo una participación importante en el Gobierno, el hermano mayor de Fidel y Raúl Castro sigue con su muerte un destino similar a otros miembros del clan Castro: noticia en Granma, que da fe de lo ocurrido, no de lo que está sucediendo; ceremonia fúnebre breve o ninguna; cremación y elposterior viaje de las cenizas al oriente de la isla. Un comunicado del órgano oficial del Partido Comunista anunció que tras la cremación sus restos serán conducidos a Birán, su pueblo natal, en una fecha no especificada. Esa vuelta de las reliquias al terruño evidencia el carácter provincial, español, de origen campesino, que nunca ha abandonado a la revolución cubana: un asalto del campo a la ciudad, que incluso en una época pretendió destruirla. Si al final la ciudad terminó por ganar la batalla, los Castro, los que lo rodean, los que formaron o forman parte de ese núc…

Obama y Castro: reformas y represión

Imagen
Durante décadas La Habana ha utilizado la represión como otra forma más de distraer la atención sobre los graves problemas económicos que afectan al país. Uno de los retos fundamentales para La Habana, tanto en las conversaciones con Washington como con la Unión Europea, es eliminar o limitar ese uso. No se sabe aún si la Plaza de la Revolución cuenta con la capacidad necesaria para aceptar el cambio. La visita del presidente estadounidense Barack Obama a La Habana, el 21 y 22 de marzo, será un claro indicador de si el gobierno de Raúl Castro se considera preparado al respecto. Mucho está en juego, tanto para quienes en Cuba se aferran a los ajados mecanismos —pero aún eficientes— de conservar el poder, como para quienes desde el exilio en Miami —y en su extensión en Washington— defienden el enfoque tradicional anticastrista. No es simplemente una definición elemental del poder, sino algo más profundo: la capacidad de sobrevivir más allá de los esquema elementales. Apostar por Raúl Cast…

Ni el blanco ni el negro

Imagen
La bipolaridad es una de las tragedias del exilio cubano. Aquí no hay términos medios. Los caminos son dos: o te defines anticastrista declarado —y entonces sacas banderitas, saludas a los congresistas cubanoamericanos y llamas a la radio local— o te catalogan de castrista solapado; y te miden cada palabra que pronuncias, para descifrar señales ocultas desde La Habana, gestos destinados a dividir a la comunidad e intenciones torcidas. En Miami siempre han estado desvirtuadas las actitudes de “confrontación” y “acercamiento”, ya que no ha sido posible el desarrollo de un grupo que postule la no confrontación desde una actitud que sea al mismo tiempo anticastrista y antireaccionaria. Esteanticastrismo no se asume en el sentido tradicional de la beligerancia contra los centros de poder asentados en la Plaza de la Revolución, sino en uno más amplio, de desacuerdo fundamental con el tipo de gobierno establecido en la isla. No por falta de un fuerte rechazo al régimen imperante en Cuba, sino …

Bienvenido Mr. Obama

Imagen
¿Bienvenido, Mister Marshall o Nuestro hombre en La Habana? Al ritmo que van las cosas, poco nos queda, más que analizar el viaje del presidente Barack Obama a Cuba en clave de película. Otros códigos se agotan: basta con mirar a sus dos visitas a Birmania. Un avance para los no cinéfilos. Bienvenido, Mister Marshall (1953) es un filme español de Luis García Berlanga, que presenta las ilusiones de los residentes de un pueblo de Soria ante la supuesta visita de los “americanos”, encargados del Plan Marshall en Europa. Para asegurarse no ser abandonados en su reclamo, los sorianos no encuentran nada mejor que disfrazarse de “españoles”, con la ayuda y el beneficio de unos cómicos de la legua. Al final la caravana estadounidense pasa sin detenerse en el pueblo y sus habitantes se quedan igual o peor que antes: más desesperanzados y con pérdidas adicionales: el Plan Marshall nunca se extendió a España. En Nuestro hombre en La Habana (1959), del británico Carol Reed, un inglés vendedor de asp…

Evangélicos y electores

Imagen
Una vieja ilusión vuelve a recorrer algunos sectores del conservadurismo más radical: el voto de la derecha cristiana será suficiente para llevarlos de nuevo a la Casa Blanca. Pero es difícil que la fórmula, que en otro momento les brindó buenos resultados, funcione con igual eficacia ahora. Ni el país es el mismo de entonces ni el aspirante presidencial que mejor responde a las aspiraciones de ese grupo de electores cuenta con gran apoyo y simpatía, no solo de la ciudadanía en general sino incluso de las figuras prominentes del Partido Republicano. Iowa no es Estados Unidos, impulsa pero no define. La importancia de la extrema derecha cristiana se vio reducida en las dos últimas elecciones, que llevaron al triunfo a los demócratas. En la primera de ellas la figura que mejor la ejemplificó fue la compañera de boleta del senador John McCain, la exgobernadora Sarah Palin, quien no piensa en voz alta sino apenas “dice cosas”, como en su momento acertadamente la definió Peggy Noonan, col…