miércoles, 5 de abril de 2017

A peñascazos


Entre tantas noticias, hay una que me apasiona: la nueva “guerra” por Gibraltar en los tabloides británicos. Y es que lingüísticamente tienen cada perla que bien vale la lectura. Además de lo saludable que resulta, para la labor de historiadores y novelistas, el comprobar que muchos al parecer no se acuerdan del Tratado de Utrecht, lo que hasta cierto punto es entendible, porque se firmó en 1713.
Hasta ahora lo mejor es esta portada de The Sun, con el titular Up yours senors!, que libremente podría traducirse en algo así como que “vayan a que les den por el culo [a los españoles]”, algo que suena bien grosero aquí pero que no resulta difícil escuchar en un taxi de Madrid o Lisboa.
Y es que más o menos, con mayor o menor finura o antigüedad, así van las cosas. Kelvin MacKenzie, director de The Sun entre 1981 y 1994 y hoy columnista del diario, recurrió al inglés arcaico para llamar a los españoles “donkey rogerers”, que vendría a ser algo así como “follaburros”. Y añadió que los dirigentes de ese país eran además “asquerosos”.
Desde imponerle un aumento especial al Rioja hasta expulsar a los 125.000 españoles que trabajan en el Reino Unido, las propuestas no han sido muy originales y tampoco disímiles de algunas de Trump y sus partidarios en Estados Unidos, y es que el nacionalismo —en su versión irracional e ignorante, que es la que suele imperar— se parece en todas partes, aunque siempre aspira a ser propio.